GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
La consejera de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía, María José López, manifestó hoy que si la jueza ha vuelto a autorizar las obras del Parque Nevada, que previamente paralizó a petición de la Junta de Andalucía, fue porque era «absolutamente necesario; no puedo pensar otra cosa».
En declaraciones a los periodistas, tras asistir a la colocación de la primera piedra del Instituto de Medicina Legal de Granada, López explicó que la autorización tratará sobre elementos «precisos» para asegurar la seguridad porque «ha autorizado todas aquellas obras que puedan conllevar algún tipo de peligro».
Así lo manifestó la titular de Justicia en Andalucía después de que Los Verdes pidiera la pasada semana a la Administración autonómica que recurra la decisión judicial adoptada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Granada para asegurar la estabilidad de la estructura metálica que ha quedado «desprotegida» al paralizarse la obra.
Por su parte, la consejera de Obras Públicas de la Junta, Concepción Gutiérrez, preguntada al respecto en rueda de prensa en Granada, indicó que cuando su Administración vio que se trataba de obra que no se ajustaba al Plan Especial emitió un informe, que no es vinculante, y llevó el asunto al Contencioso Administrativo porque «es una discusión entre dos administraciones».
«A partir de ahí los autos que se plantean tienen que ser respetados por las administraciones y, por lo tanto, la Junta respeta el auto de la jueza y si existiese posibilidad de recurrir o no correría a cargo de nuestros servicios jurídicos». En este sentido, aclaró «nos ajustaremos a lo que determine el procedimiento».
La jueza autorizó las obras solicitadas por la Dirección Técnica de la Obra para asegurar la estabilidad, después de que este mismo Juzgado las paralizase con anterioridad por «graves incumplimientos» del ordenamiento urbanístico, tras acceder a lo solicitado por la Junta de Andalucía en el recurso Contencioso-Administrativo interpuesto contra el acuerdo del Ayuntamiento de Armilla de otorgar licencia de obras para la construcción de dicho centro comercial, promovido por Tomás Olivo, imputado en la «operación Malaya».
La Junta impugnó así la licencia para la construcción del Parque Comercial que está siendo investigado a su vez por la Fiscalía. Las obras de dicho parque han generado desde hace meses polémica en la provincia de Granada y en concreto en el Ayuntamiento de Armilla (PSOE), del que dimitió el que fuera concejal de Urbanismo, Gabriel Cañavate, que dejó sus cargos también como vicepresidente de la Diputación provincial, y posteriormente anunció que no se presentará a la reelección el primer edil, José Antonio Morales Cara.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí