GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
El presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, afirmó hoy que “el listón del PSOE en materia de urbanismo está en Alhaurín de la Torre –cárcel malagueña– tras lo visto en la localidad granadina de Gualchos-Castell de Ferro”, cuyo alcalde, el socialista Miguel Torres, ha sido condenado a un año de prisión y siete de inhabilitación por un delito urbanístico mientras la dirección de su partido, según indicó, defiende su inocencia, “poniendo incluso en tela de juicio el poder judicial, de los magistrados y jueces”.
En declaraciones a Europa Press, el dirigente popular aseguró que lo vivido en Castell le parece “esperpéntico” y “escandaloso”, si bien “enseña el lado oscuro del socialismo granadino”, donde, en su opinión, “la mentira y la falacia están mandando” en su manera de hacer y ejercer la vida pública.
En este sentido, consideró “una desvergúenza” que la dirección del PSOE afirmara haber puesto el listón muy alto “al echar” al ex vicepresidente de la Diputación Provincial y ex edil de Urbanismo de Armilla Gabriel Cañavate, cuando, según subrayó “ahora respalda a un alcalde condenado”.
“Por un lado defiende a capa y espada un decálogo contra la corrupción urbanística y por otro afirma que un alcalde que ha sido condenado por una sentencia no tendría que estarlo, lo que es un verdadero disparate dentro de la ceremonia a la que el PSOE nos tiene acostumbrados”, afirmó.
En su opinión, el alcalde de Gualchos-Castell de Ferro, que es también diputado provincial, “debería haber sido cesado desde el primer segundo en que se sentenció su cárcel”. Así, bajo su punto de vista, esta situación pone de manifiesto que “o se van a Alhaurín a esposar a los socialistas o no los echan”. Y en la misma línea, Sebastián Pérez afirmó que “para que después de lo visto en Castell se eche a un socialista, primero tiene que entrar por Alhaurín”.
A su vez, el dirigente del PP en Granada que le parece “una falta de respeto a los granadinos” que el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, “no haya respondido a la carta del PP de Granada”, en la que se le pregunta si estima que lo sucedido en Castell es o no “un caso de posible delito urbanístico”.
Y es que lo ocurrido en el municipio granadino es, según valoró, “una de las circunstancias más escandalosas” que ha vivido en su vida pública. Sin embargo, el presidente del PP de Granada aseguró que “los socialistas están consiguiendo que la sociedad ya no se inmute con nada”.
Pero el PP, según señaló, “sí lo hace”, al “poner el grito en el cielo para decir que esto es un esperpento, un disparate y una barbaridad”, según manifestó. En este sentido, aseguró que su partido seguirá reivindicando, “aunque se quede solo”, el cese inmediato del alcalde.
Por su parte, el secretario de Política Municipal del PSOE de Granada, José García Giralte, mostró el pasado 25 de noviembre “todo el apoyo de su partido” y defendió la “conducta irreprochable” del alcalde socialista de Gualchos-Castell de Ferro, Miguel Torres Maldonado, al considerar que, bajo su punto de vista, “no debería estar condenado” puesto que “no hizo nada de lo que no le correspondiera por ley”.
En declaraciones a Europa Press, García Giralte precisó que la sentencia del Juzgado de lo Penal número 1 de Motril, que también condena a la secretaria y al arquitecto municipal a un año de cárcel y a siete años de inhabilitación, además de exigirles el pago de 60.000 euros a las personas afectadas, “no es firme”, “está recurrida en segunda instancia” y puede ser fruto de “errores en la apreciación de las pruebas”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here