GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
La Audiencia provincial de Granada ha condenado a un hombre, J.C.R, a tres años de prisión, por un delito de homicidio en grado de tentativa y a seis meses por tenencia ilícita de armas, así como a indemnizar al SAS en la cantidad de 4.256,84 euros y a F.G.G en 166, 38 euros; y ha absuelto a otro, J.C.M, actuando de acusador particular E.M.A.
Según la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, se consideran hechos probados que el procesado se encontraba con varios amigos tomando copas por bares de la localidad granadina de La Malahá, partido de Santa Fe, cuando a la 1.00 horas del 16 de febrero de 2002, penetró en el bar La Guitarra, donde consumió varios copas.
En un momento determinado, el procesado inició una discusión con E.M.A, otro cliente del local, saliendo ambos al exterior, donde se intercambiaron golpes e insultos, siendo separados por amigos comunes. Así, E.M.A fue acompañado por su amigo D.G.G hasta el vehículo propiedad del hermano del último, F.G.G.
Viendo el procesado que E.M.A. se subía en el vehículo, y encontrándose molesto por la reciente pelea, se trasladó hasta su coche, aparcado en las cercanías, y cogió una pistola RECK calibre 6″35, originariamente detonadora pero adaptada para disparar cartuchos de con bala de dicho calibre, arma ilícitamente adquirida por él mismo, y que se encontraba cargada y en perfecto uso, y se dirigió hasta el vehículo donde estaba montado E.M.A.
Una vez al frente del coche, disparó en primer lugar hacia el parachoques delantero del mismo, y a continuación se dirigió a la ventanilla trasera izquierda, donde sabía que estaba E.M.A., y con mortal intención, aproximó el arma al cristal de la misma y disparó, alcanzándoles en el costado izquierdo.
A consecuencia del disparo, E.M.A. sufrió varias perforaciones intestinales que que, de no mediar tratamiento médico, hubieran puesto en peligro su vida. Así, el agredido requirió intervención quirúrgica, curando de sus heridas en 44 días y quedándole secuelas valoradas en nueve puntos, y el proyectil alojado en la fosa ilíaca derecha.
Con posterioridad a la intervención quirúrgica, la víctima sufrió una hernia intestinal que requirió una nueva intervención, curando de esta secuela en 30 días.
Asimismo, el vehículo sufrió daños valorados en 166,38 euros y el S.A.S. realizó gastos de curación de E.M.A. que ascienden a 4.256,84 euros. El procesado, que actuó con sus facultades alteradas por el consumo de alcohol, indemnizó a E.M.A., con anterioridad del acto del juicio oral, en la totalidad de los perjuicios causados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí