GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)
La jueza de lo Contencioso Administrativo número 1 de Granada ha acordado autorizar las obras del Parque Comercial Nevada de Armilla para asegurar la estabilidad de la estructura metálica que ha quedado “desprotegida” al paralizarse la obra, lo que provoca un “grave riesgo” para la seguridad de las personas.
En el auto, al que tuvo acceso hoy Europa Press, la jueza autoriza “la conclusión de la estructura con soldadura definitiva de todos los elementos metálicos, así como la colocación de elementos de cubrición y evacuación de aguas”, tras la petición de la empresa.
Asimismo, permite “el cerramiento definitivo de todos los paños de fachada del edificio, incluso colocación de elementos de carpintería y vidrio y la instalación de protección contra incendios, domótica e instalación para que funcione tanto ésta como la de evacuación de humos”.
Además del riesgo para la seguridad, al paralizarse la obra “sin estabilidad en el volumen y falta de apoyo con elementos sólidos” existe, según el auto, “riesgo de deterioro” de los componentes de la construcción expuestos al aire libre por la afectación de elementos meteorológicos –lluvia, viento, riesgos sísmicos, etc.– o la propia seguridad del edificio.
Por todo ello precisan las obras vigilancia para impedir el paso a terceras personas que pudieran acceder al mismo y frente a riesgos como incendios, tal y como recoge en su informe la parte codemandada, General de Galerías S.A., que no resolvió la Administración actora, la Junta de Andalucía, que aportó un informe genérico que no daba respuesta, dice la jueza, a la “problemática planteada”.
Así, se acuerda autorizar las obras solicitadas por la Dirección Técnica de la Obra para asegurar la estabilidad, después de que este mismo Juzgado las paralizase con anterioridad por “graves incumplimientos” del ordenamiento urbanístico, tras acceder a lo solicitado por la Junta de Andalucía en el recurso Contencioso-Administrativo interpuesto contra el acuerdo del Ayuntamiento de Armilla de otorgar licencia de obras para la construcción de dicho centro comercial, promovido por Tomás Olivo, imputado en la “operación Malaya”.
La Junta impugnó así la licencia para la construcción del Parque Comercial que está siendo investigado a su vez por la Fiscalía. Las obras de dicho parque han generado desde hace meses polémica en la provincia de Granada y en concreto en el Ayuntamiento de Armilla (PSOE), del que dimitió el que fuera concejal de Urbanismo, Gabriel Cañavate, que dejó sus cargos también como vicepresidente de la Diputación provincial, y posteriormente anunció que no se presentará a la reelección el primer edil, José Antonio Morales Cara.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here