GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)
Un centenar de agricultores de Albuñuelas y Valle de Lecrín se concentró hoy frente a la Delegación Provincial de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía para denunciar la paralización de la actividad agrícola que supone la concesión del sondeo «La Milleza» para instalación de una planta de embotellado de agua mineral en la zona.
Esta concesión fue otorgada el pasado 28 de noviembre de 2005 por la Dirección General de Minas a un particular, Ángel García Conejero, e implica la implantación de un perímetro de protección que limita de hecho cualquier tipo de actividad que no sea para el exclusivo aprovechamiento de dicha planta dentro de su área, según informó a Europa Press la organización Asaja, que secundó la protesta.
En concreto, prohíbe la instalación de explotaciones ganaderas, la aplicación de nutrientes orgánicos y minerales y de productos fitosanitarios en las fincas, la apertura de nuevas captaciones de agua e incluso la instalación de alojamientos rurales.
Dos informes, uno de la Universidad de Granada y otro de la Diputación Provincial de Granada demuestran la carencia de fundamento de dichas restricciones, el primero prueba que nunca ha habido incidencia negativa de las prácticas agrícolas sobre la calidad del agua en la zona y el segundo hace constar la merma de rentabilidad económica y social que conlleva el establecimiento de la planta embotelladora.
Se estima que habrá unas pérdidas reales de 8.811 jornales al año valorados en 1.872.244 euros, debido precisamente a los condicionantes que se imponen a los titulares de las fincas afectadas (400 fincas) por el perímetro, que abarca un área de 721 hectáreas de cultivos de olivar, almendros, viñedo y cítricos, fundamentalmente.
La Plataforma de afectados y el Ayuntamiento de Albuñuelas ya han interpuesto sendos Recursos Contencioso-Administrativos contra la decisión de concesión del sondeo, mediante los cuales se exige la nulidad de los anteriores procedimientos que han favorecido al concesionario, fundamentándose en un defecto de forma: la no notificación de la resolución por parte de la Administración competente a todos y cada uno de los titulares perjudicados y la no presentación de informe por parte de ésta que justifique el proyecto con criterios hidrogeológicos.
Denuncian, en definitiva los perjuicios que causa la concesión del sondeo a intereses públicos dignos de mayor protección como son: los usos agrarios, la preservación del paisaje en un especial enclave natural que no debe ser sobreexplotado industrialmente y la dotación de servicios a los municipios en favor de intereses particulares.
A la concentración de hoy acudieron más de un centenar de agricultores que han dejado oír su voz frente a un proyecto que no mejora y niega su medio de vida. En las pancartas podía leerse: «Riqueza para unos, pobreza para todos»; «No a la planta envasadora», «Esto es el principio de una rebelión cívica», «No más engaño a los agricultores». Además, entregaron al Delegado de Innovación, Alejandro Zubeldia, un comunicado con sus reivindicaciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here