VEGAS DEL GENIL (GRANADA), 3 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de la localidad granadina de Vegas del Genil, que ya ha recibido la solicitud de licencia de la empresa Biomasa del Guadalquivir para acometer las obras de reforma exigidas por la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía –que paralizó en junio la actividad de la planta de lodos tras las quejas de los vecinos por la emisión de malos olores– anunció hoy que la estudiará esta semana que viene, cuando se celebre la próxima junta de gobierno local.
En declaraciones a Europa Press, el asesor jurídico del Consistorio, Julián de la Asunción, explicó que la paralización de las obras de reforma por parte del Ayuntamiento se debió a que, además de actuaciones menores en las instalaciones, «se estaban acometiendo otras obras de carácter mayor», relativas al movimiento de tierras.
Según se desprende de los informes de la Policía Local, Biomasa ejecutaba obras que requerían licencia, por lo que el Consistorio decidió paralizarlas, emplazando a la empresa a presentar la oportuna licencia. Sin embargo, el presidente de Biomasa, Julio Berbel, aseguró a Europa Press que estas obras se realizaron «tras informar al Ayuntamiento» de que las mismas iban a producirse.
Julián de la Asunción aseguró no querer polemizar sobre este asunto, así como respecto a la intención, según fuentes cercanas, de que el Ayuntamiento, «presionado por la Delegación de Medio Ambiente», decretara la paralización. En este sentido, el asesor jurídico se limitó a manifestar que «la intención del decreto es que se cumplan los condicionantes legales».
«La solicitud de licencia será estudiada y es necesario puntualizar que la actividad de la instalación no es una cuestión que sólo ataña a Vegas del Genil, ya que es un problema también de otras localidades colindantes, como Santa Fe, por ejemplo», afirmó.
El Ayuntamiento de Vegas del Genil (Granada) decretó el pasado 7 de noviembre la paralización inmediata de la actividad de la planta de lodos de la entidad Biomasa del Guadalquivir, ubicada en los terrenos conocidos como El pago del Salao, «por carecer de la oportuna licencia de obra».
Según indicó el Consistorio en una nota de prensa remitida a Europa Press, esta medida fue tomada tras recibir el aviso de varios vecinos colindantes que alertaron de que la empresa estaba realizando labores de allanamiento en casi la mitad de la superficie de sus terrenos, habida cuenta de que Biomasa del Guadalquivir «no ha solicitado en ningún momento los permisos necesarios», según precisó.
Así, el alcalde de Vegas del Genil, Francisco Mendoza, señaló que el Consistorio ha decidido paralizar «de manera inmediata» la ejecución de las citadas obras «porque, como cualquier empresa, Biomasa del Guadalquivir debía haber tramitado una licencia para realizar movimientos de tierra y hacer, como han comprobado los técnicos y ha quedado reflejado en las fotografías del informe técnico, varias zanjas en el terreno».

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here