GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
Un estudio realizado por Consumer Eroski alerta de que los conductores y peatones muestran en Granada un incumplimiento de las normas de circulación muy superior al de la mayoría de ciudades del país, tras analizar el comportamiento de decenas de miles de peatones y automovilistas en vías urbanas de 18 ciudades, entre ellas Granada.
En un comunicado remitido a Europa Press, el estudio Fundación Eroski informó de que durante el mes de septiembre expertos estudiaron en Granada el comportamiento de 7.070 conductores y 3.437 peatones. El resultado fue que el 44 por ciento de los ocupantes de los vehículos no llevaban cinturón de seguridad y la mitad de los conductores hablaba por el móvil mientras conducía. Además, tres de cada diez peatones cruzaron cuando el semáforo lo impedía.
Los resultados evidenciaron, según informó Fundación Eroski, que en el caso concreto de los conductores, estos obtienen los peores resultados de todo el estudio. Así, dos de cada tres efectuaron una maniobra o cambio de sentido sin utilizar las luces intermitentes, mientras que el 19 por ciento se saltó el semáforo en rojo o ámbar (la media del estudio a nivel nacional fue del nueve). Además, casi uno de cada tres motoristas y ciclistas no llevaban el casco, cuando el promedio del estudio fue de un ocho por ciento.
Los peatones granadinos no mostraron un comportamiento más respetuoso con las normas de tráfico, ya que, según el estudio, tres de cada diez cruzaron con el semáforo en rojo y un 28 por ciento lo hicieron por el paso de cebra sin mirar si venía un vehículo por la calzada. Y esto no es todo: un 16 por ciento cruzó por zonas distintas del paso de cebra.
Las zonas y calles estudiadas en Granada fueron Pedro Antonio de Alarcón con Plaza Alhamar, Tejero, Alhamar, Camino de Ronda con Alhamar, Doctor Alejandro Otero con Arabial, Profesor García Gómez, Marqués de la Ensenada, Poeta Manuel de Góngora, Doctor Buenaventura Carreras, Mozart, Palencia, Avenida América, Arabial, Avenida Dilar, Avenida Cervantes y Estación de Renfe.
Con este estudio realizado en 18 ciudades, Consumer Eroski profundizó en las causas de los accidentes en las vías urbanas del país, que en 2005, según la Dirección General de Tráfico (DGT), costaron la vida a 680 personas. Para ello, se ha registrado el comportamiento de los ciudadanos relacionado directamente con la seguridad vial, ya en su papel de conductores ya en el de peatones.
Técnicos de Consumer Eroski se apostaron durante varios días de septiembre en calles céntricas y con mucho movimiento de vehículos y personas de Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, A Coruña, Málaga, Alicante, San Sebastián, Vitoria, Pamplona, Murcia, Logroño, Sevilla, Valladolid, Granada, Córdoba, Oviedo y Zaragoza.
Los colaboradores de esta publicación especializada en consumo editada por Fundación Eroski se situaron ante 220 semáforos, 163 pasos de cebra y 57 señales de stop, y anotaron las infracciones cometidas por conductores y peatones. Se estudió a 98.323 peatones y 143.062 vehículos.
DIFERENCIAS ENTRE CIUDADES
Si se cotejan los datos por ciudades, las diferencias son muy notables. Así, los conductores de Granada y de Vitoria son los que más se saltaron el semáforo en rojo o ámbar (19 por ciento).
Ninguno de los vehículos analizados en Valencia y el 90 por ciento de los de Zaragoza realizaron correctamente el stop.
Respecto a ceder el paso a los peatones en los pasos de cebra en que deben hacerlo, los peores registros se obtuvieron en Murcia (el 42 por ciento de los automovilistas no cedieron el paso), Vitoria y Zaragoza (en ambas, un 35 por ciento).
El hoy prohibido hábito de hablar por el móvil mientras se conduce se detectó en mayor proporción en Granada (50 por ciento) y Pamplona (38), y los granadinos fueron los usuarios de coche más reacios a usar el cinturón de seguridad (44 por ciento).
Los peatones menos respetuosos con el color que indican los semáforos fueron los de San Sebastián, donde el 79 por ciento hizo caso omiso del rojo o el ámbar, cruzando la calzada.
Y el imprudente acto de cruzar por el paso de cebra sin mirar lo cometió el 52 por ciento de los viandantes murcianos. En el extremo contrario, sólo se comportaron de este modo un exiguo 3 por ciento de los peatones madrileños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí