GRANADA, 01 (EUROPA PRESS)
La evolución del Sida continúa experimentando una tendencia descendente en Granada, al igual que ocurre en el resto de la comunidad autónoma, como lo demuestra la reducción del 2,6 por ciento en el número de casos notificados en 2005 respecto al año anterior.
Según informó la Junta de Andalucía en una nota de prensa remitida a Europa Press, en la región se diagnosticaron 247 nuevos casos de sida durante 2005, un 14,5 por ciento menos que en 2004, con 289 registrados; mientras que en Granada, 2005 se cerró con 37 notificaciones, una menos que en 2004.
Por otra parte, entre el 1 de enero y septiembre de este año se notificaron un total de 132 nuevos casos de Sida en Andalucía, de los que doce correspondieron a la provincia de Granada.
La Administración autonómica precisó que desde que comenzó a funcionar el Registro Andaluz de Sida en 1982 y hasta el pasado mes de octubre, se notificaron al Registro Nacional un total de 10.525 casos de sida en Andalucía, de los que 958 corresponden a Granada (6,25 por ciento). En este sentido, Andalucía se sitúa con una tasa de 33,57 casos por cada millón de habitantes, dato que la coloca en la octava posición respecto al resto de las autonomías.
Por lo que respecta a las vías de transmisión, la más frecuente corresponde a la categoría de usuarios de drogas por vía parenteral, que durante 2005 representó el 67,5 por ciento del total de casos diagnosticados en la provincia granadina.
Por otra parte, las relaciones heterosexuales de riesgo aportan un 16,2 por ciento de los contagios en Granada (20,65 por ciento en Andalucía) y las relaciones homosexuales sin protección el 8 por ciento de los casos (11,74 por ciento en Andalucía). De la llamada vía vertical –es decir, de madre infectada a hijo recién nacido– no se ha declarado durante el año pasado ningún contagio de este tipo en Andalucía.
La edad media de diagnóstico de la enfermedad en Granada continúa registrando una tendencia ascendente, y en la actualidad se sitúa cercana a los 39 años frente a los 30 de finales de los años 80. Esto es debido, según señaló la Junta, a la efectividad y especificidad de los nuevos tratamientos administrados a portadores de VIH, lo que contribuye a retrasar la aparición del sida.
En cuanto a la relación de casos por sexo, la mayoría sigue recayendo sobre los hombres, predominando a razón de cuatro diagnósticos en hombres por uno en mujer; lo que porcentualmente se traduce en un 81,2 por ciento sobre un 18,8 por ciento, respectivamente.
Esta disminución de casos ha sido posible gracias a la instauración en Andalucía de programas de reducción del riesgo y del daño, con el fin de evitar la infección por prácticas inseguras. Asimismo, la Junta desarrolla una serie de medidas específicas para el abordaje de esta enfermedad, en las que participan conjuntamente las consejerías de Presidencia, de Salud, de Igualdad y Bienestar Social, de Educación y de Empleo.
Dichas medidas están dirigidas a mejorar el conocimiento sobre esta enfermedad, incrementar la calidad en la atención a los afectados, prevenir el contagio a través de la promoción de hábitos y conductas saludables y promover la integración social de las personas que presentan la enfermedad.
PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN
Entre las medidas de promoción y prevención del sida desarrolladas por la Consejería de Salud destaca el teléfono de información sobre esta enfermedad (900 850 100), la única línea gratuita de cobertura nacional ofertada a través de una Administración sanitaria y que desde su puesta en marcha en 1994 ha atendido más de 26.000 llamadas.
Si bien, desde que en 2004 este servicio pasó a estar gestionado por el Servicio de Información al Ciudadano «Salud Responde», y la consecuente ampliación de horario a 24 horas al día, todos los días del año, ha ampliado sus posibilidades. Así, permite el acceso a este tipo de información a colectivos con necesidades especiales, como las personas con discapacidad auditiva, ya que pueden formular sus preguntas a través del correo electrónico (saludresponde@juntadeandalucia.es) y del fax (953 018 715).
Entre enero y octubre de 2006, el Teléfono del Sida recibió más de 6.100 llamadas. La mayoría de las consultas se refirieron a la posibilidad de contagio del virus (65,7 por ciento) y la realización de las pruebas diagnósticas (16,9 por ciento), seguidas de las peticiones de información general (9,9 por ciento) y los tratamientos (2,7 por ciento).
ASISTENCIA SANITARIA
Por otra parte, los hospitales públicos andaluces atendieron durante 2005 a un total de 1.729 pacientes con sida. En Granada, los pacientes con sida dieron lugar a 252 ingresos hospitalarios. El incremento en el uso de tratamientos antirretrovirales permiten a los enfermos tener una mayor calidad de vida sin necesidad de ser hospitalizados.
Así, en las consultas externas de especialistas, en el conjunto del territorio andaluz, se dispensaron en 2005 fármacos por 58,6 millones de euros (cerca de cuatro millones más que en 2004). Una media de 7.039 pacientes han sido atendidos al mes en los servicios de farmacia.
En la línea de mejorar la calidad de vida de los pacientes con VIH, la Consejería de Salud ofrece tratamientos de cirugía plástica para resolver las secuelas estéticas que pueden ocasionar las terapias con antirretrovirales. Esta consecuencia, llamada lipodistrofia, se manifiesta habitualmente con alteraciones en la distribución de la grasa corporal o la pérdida de la grasa subcutánea en la cara, lo que conduce a que algunos afectados abandonen el tratamiento por los cambios estéticos que esto les ocasiona.
El Hospital Virgen del Rocío de Sevilla es en la actualidad el centro referente para toda Andalucía en esta técnica, que se realiza también desde el año pasado en el Carlos Haya de Málaga. Entre los dos centros, han realizado un total de 174 intervenciones de este tipo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí