GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
La provincia de Granada recibirá un total de 35,9 millones de euros en subvenciones por las heladas de 2005, cuyas ayudas podrán solicitar a partir de mañana y hasta el próximo 31 de enero los olivareros afectados, tras la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) de la orden de 20 de noviembre por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de subvenciones.
En rueda de prensa en Granada, el consejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Isaías Pérez Saldaña, informó de las ayudas que corresponden en un 52 por ciento a la provincia granadina por ser la más afectadas por las bajas temperaturas de enero, febrero y marzo de 2005, en concreto la zona de los Montes Orientales.
Así, será antes de que finalice agosto cuando se tendrán resueltas las peticiones, explicó el consejero, a fin de que en noviembre se hayan empezado a pagar las subvenciones a todos aquellos a los que corresponda y así lo hayan solicitado.
El consejero destacó la medida adoptada entre el Gobierno central y la Junta de Andalucía que a través del Real Decreto 1/2005 estableció el territorio andaluz como el ámbito afectado por las heladas por lo que creó un paquete de «medidas urgentes» para paliar los daños por plazo de cuatro años.
Pero las bajas temperaturas afectaron también a las provincias de Jaén y Córdoba, por lo que la cuantía total del plan se eleva a 68,7 millones de euros, según la estimación realizada, financiando el importe al 50 por ciento entre el Ministerio de Agricultura y Pesca y la Junta de Andalucía.
Asimismo, el consejero subrayó que la firma, el 25 de abril de 2005, del acuerdo entre la Junta de Andalucía y el Ministerio de Agricultura y Pesca para poner en marcha conjuntamente un Plan para la Recuperación de la capacidad productiva de las explotaciones olivareras afectadas por las heladas «no tiene precedente» y «no podría haberse realizado con otro Gobierno».
En cuanto al ámbito de aplicación, la orden se refiere a unas comarcas específicas de Jaén, Córdoba y Granada, según añadió Pérez Saldaña, quien destacó que la finalidad de esta orden es «subvencionar, en parte, la disminución de ingresos de los titulares de las explotaciones por la pérdida de cosecha en los próximos años y la necesidad de realizar actuaciones e inversiones extraordinarias».
En este sentido, precisó que por la poda intensa habrá subvenciones de un año de 2.250 euros por hectárea, por la poda severa habrá subvenciones de tres años de 6.750 euros por hectárea, por la poda a la base se destinarán ayudas por un total de 9.000 euros por hectárea durante cuatro años y para la replantación se destinarán 2.000 euros por hectárea durante cuatro años.
Las pérdidas por las heladas ascienden a los 500 millones, según el consejero, por la paralización total en algunas de las comarcas en los que ha habido que replantar los olivos. El importe máximo que podrá recibir un beneficiario será de 63.000 euros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here