GRANADA, 24 (EUROPA PRESS)
Una mujer vecina de Almería, de 40 años de edad y que responde a las iniciales J.J.G.S., ha sido detenida por la Guardia Civil después de que el pasado miércoles denunciara una falsa violación con el objeto de justificar un posible embarazo tras haber tenido relaciones sexuales con un amigo.
Según informó el Instituto Armado en una nota de prensa remitida a Europa Press, la mujer dijo haber sido agredida sexualmente por un cliente cuando pernoctaba en un hotel de Santa Fe (Granada), si bien la Guardia Civil ha demostrado que los hechos denunciados son falsos, como finalmente así reconoció la propia detenida a los agentes.
Estos explicaron que el teléfono de auxilio inmediato de la Guardia Civil de Granada recibió el pasado miércoles, a las 00.45 horas, una llamada desde un hotel de Santa Fe en la que «solicitaban el auxilio de una patrulla porque una mujer alojada en dicho hotel denunciaba que había sido víctima de una agresión sexual».
La patrulla de la Guardia Civil del puesto de Santa Fe acudió inmediatamente al hotel y, tras entrevistarse con la presunta víctima, la trasladaron al centro de salud y posteriormente al hospital materno infantil de Granada.
Después del reconocimiento médico, la Guardia Civil acompañó a esta mujer hasta el juzgado de guardia para que pudiese denunciar la violación que decía haber sufrido.
La mujer denunció que había sido agredida por un cliente del bar del hotel que previamente había querido invitarla a tomar una copa, y que ella se había negado. Según dijo, el cliente la siguió hasta su habitación y la obligó a mantener relaciones sexuales con él.
El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Maracena se hizo cargo de la investigación para intentar identificar y localizar al presunto violador. Sin embargo, las primeras pesquisas de los guardias civiles pusieron en evidencia que los hechos denunciados no pudieron ocurrir como manifestaba la denunciante.
Por ello, la Policía Judicial citó a esta mujer en el acuartelamiento de la Guardia Civil de Maracena para que aclarase ciertas contradicciones entre lo denunciado por ella y lo averiguado por los agentes tras visionar las cámaras de seguridad del hotel y tomar declaración a los testigos.
Al verse descubierta, la mujer se derrumbó y reconoció que los hechos denunciados eran falsos, y que lo que quería era justificar un posible embarazo tras haber tenido relaciones sexuales con un amigo; y que la descripción del falso agresor era el de un cliente del hotel al que había visto en el bar y con el que no había tenido contacto alguno.
La detenida ha sido puesta a disposición del juzgado de guardia de Granada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here