LOJA (GRANADA), 24 (EUROPA PRESS)
Alumnos del IES Alfaguara de Loja (Granada) se concentraron hoy a las puertas del instituto después de que ayer se produjera un incidente entre escolares a la hora del recreo que se convirtió posteriormente en un enfrentamiento entre familiares, si bien no tuvo lugar ninguna detención, según informaron a Europa Press fuentes de la Policía Local y de la Guardia Civil que intervinieron en el suceso.
Las clases, por lo tanto, no se han reanudado con normalidad en el centro, cuyos alumnos se han reunido con el alcalde del municipio, Miguel Castellano, que recibirá a una delegación de padres de alumnos, según explicaron fuentes municipales.
El joven de 16 años agredido por otro de 15 inicialmente tuvo que ser trasladado a un centro de salud donde le atendieron de los golpes, heridas y patadas que presentaba y al que fue trasladado por su padre. Los agentes tuvieron que intervenir en el altercado en el que participaron unas 20 personas, la mayoría ajenas al centro.
La Delegación de Educación de Granada ha abierto una investigación tras el incidente mientras la dirección del centro estudia tomar medidas por el altercado, que se originó entre los alumnos y en el que luego intervinieron familiares que saltaron las vallas que dan acceso al Instituto, que se encuentra en obras.
Por su parte, el presidente de la Junta de Personal Docente, José Antonio Mesa, demandó a la Delegación de Educación «más seguridad» en el centro, ubicado en un barrio «especialmente conflictivo», en el que pueden entrar «cualquier persona» al saltar las vallas de las obras.
En declaraciones a Europa Press, explicó que la Junta de Personal «no va a promover por el momento ninguna movilización», ya que no se produjo agresión a los docentes, si bien «lamenta profundamente lo ocurrido» por lo que va a expresar en una «queja formal» a la Junta de Andalucía para que garantice la seguridad tanto de los alumnos, en este caso los afectados, como de los docentes.
«La cosa podría haber ido más lejos», manifestó Mesa, que reclamó a la Delegación «medidas concretas» para las necesidades de cada centro, en vez de «genéricas» que es lo que habitualmente acuerda Educación.
Fuentes de la Policía Local explicaron que de forma diaria una patrulla vigila las inmediaciones del centro, algo que no fue suficiente para impedir el altercado de ayer que se saldó, tras una reunión del claustro y del consejo escolar, con la expulsión del centro del agresor durante un mes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here