GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)
El secretario de Organización del PSOE de Granada, Juan Manuel Fernández, aseguró hoy que el PP «ha querido engañar a los ciudadanos» con la «pantomima» de la comisión de investigación que inició a raíz de diferentes denuncias relacionadas con el urbanismo de Alhendín (Granada), al señalar que esta determinó que en la localidad no ocurría nada irregular, cuando, bajo su punto de vista, «se están haciendo cosas muy graves en materia de urbanismo».
En declaraciones a Europa Press, el socialista consideró que el PP incluso «cuestionó» al Consejo Consultivo Andaluz (CCA), apuntando la existencia «irregularidades o incorrectas interpretaciones» de este órgano. De esta forma, según argumentó Fernández, el PP demostró la «desfachatez a la que es capaz de llegar para defender lo indefendible». Y es que esto fue, según manifestó, «una salida de tono» de los populares ante el máximo órgano jurídico de la Junta de Andalucía que, según valoró, «le contestó de forma correcta y con ironía».
Como ejemplo de las «irregularidades», que, en su opinión, se están cometiendo en Alhendín, el socialista puso como ejemplo el hecho de que el Ayuntamiento de la localidad «se haya visto recientemente obligado a ordenar la paralización de las obras de la urbanización Marchalhendín», un año después de iniciarse las obras «sin licencia», según indicó.
Al respecto, Fernández explicó que durante un año y medio se han estado haciendo obras en un polígono de cuatro millones de metros cuadrados «sin los papeles preceptivos. «El concejal de Urbanismo, Manuel Fernández, dice que no ha dado la orden de paralización, si bien reconoce que sabe que se están haciendo obras que no son de movimiento de tierras, mientras que el alcalde, José Guerrero asegura no saber nada», afirmó.
Sin embargo, Fernández criticó que el alcalde «vende los terrenos que le corresponden del polígono a los empresarios por nueve millones de euros», cuando el técnico municipal «los tasa en 24», a la vez que dijo que «la licencia de obras que se concedió, con fecha de 2005, no contempla las obras para movimientos de tierras».
En su opinión, este caso es exactamente igual que el que sucede con unos terrenos de 15.000 metros contemplados en el sector Sub-3 del PGOU de la localidad. Allí, según dijo, el alcalde «pretende regalar» a una constructora unos terrenos de forma que esta obtendría «más de tres millones de euros».
«A nosotros nos preocupa que se cumpla la ley en Alhendín y que no se ponga en peligro a empresarios que han invertido su dinero en proyectos del municipio», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí