MADRID, 22 (EUROPA PRESS)
La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó hoy abrir expediente disciplinario por falta muy grave a la titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Motril (Granada), Adelina Entrena, por haber abusado de su condición de juez para ralentizar la celebración de un juicio contra su ex pareja por la denuncia que ella misma interpuso contra él por amenazas y lesiones, informaron fuentes del Consejo.
La Comisión ha hecho suyo el informe del Servicio de Inspección del CGPJ, que proponía la apertura del expediente a la juez por falta muy grave, consistente en la utilización de su cargo de juez «fuera de los cauces y funciones legales con la finalidad de obtener ventajas injustificadas no amparadas en dicho cargo». Inspección afirmaba que «intenta conseguir favorecer al imputado en la causa sustrayendo el procedimiento de la normal tramitación que venía acordada con el objeto de ralentizarlo».
Tras la denuncia, por amenazas y lesiones sufridas por ella y por su hija, la magistrada se abstuvo de tramitar la causa. El juicio por los hechos se suspendió en dos ocasiones, la última, el pasado 30 de agosto, por incomparecencia de la magistrada, quien remitió una nota a la secretaria judicial en la que, tras justificar su ausencia, pedía que la causa se pusiera «a la cola de los demás juicios» por violencia doméstica.
La nota decía: «Al final no voy. Dile al juez y haz constar que por diligencia telefónica te he comunicado que mi hija no se encontraba bien. Que tiene los exámenes mañana y que aportaré un parte médico. Luego lo transformas en su caso en un procedimiento ordinario y lo pones a la cola de los demás juicios. No pongas fecha hasta hablar conmigo, ya que la citación sería sólo para Jorge (su ex pareja), Valentina (su hija) y yo. Gracias, tu jueza».
Tras abrirse una información al respecto, la juez Entrena alegó en su defensa que redactó la nota tras sufrir su hija un ataque de angustia, y que señaló que el asunto debía ser transformado en procedimiento ordinario porque se había pasado el tiempo previsto en la ley para su celebración como juicio rápido. Añadió que como el juicio le correspondería a su sustituto, insistió en no fijar fecha para poder consultarla con éste.
«No llego a comprender como un hecho tras intrascendente, con tan poca intencionalidad y sobretodo siendo de todo punto inconsciente de las repercusiones que podía tener esa ingenua nota haya desembocado en este desagradable incidente», dice la magistrada.
Atribuye además al juez sustituto y a su «inmadurez» que remitiera la nota a la Audiencia Provincial de Granada «pensando que la misma tenía un contenido que no se ajusta a la realidad, sin siquiera haberme comentado nada al respecto, desconociendo la suscribiente estos hechos hasta el día siguiente al acudir a mi despacho y exponérmelos la señora secretaria».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí