GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)
El titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Almuñécar (Granada) recibirá hasta el próximo 4 de diciembre los informes periciales del accidente de la A-7, en el que murieron seis trabajadores a consecuencia del desplome de parte de un viaducto en construcción, el 7 de noviembre de 2005.
Según fuentes judiciales consultadas hoy por Europa Press, el juez en una reunión previa celebrada con los peritos acordó mantener en vigor lo establecido en el auto fechado el 23 de octubre en el que requería al Ministerio de Fomento, la empresa «Estructuras y Montajes», el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), al Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas (Cenim) y al Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja (Iccet) todos los trabajos relativos al siniestro, a excepción de dos, que serán verificados el 4 de diciembre.
De este modo, y según lo previsto, el día 4 tendrá sobre su mesa todos los informes previos, incluidos «los trabajos experimentales relacionados con los materiales y la soldura», así como el informe de «los análisis y valoración de los sistemas hidráulicos», para los que establece ese día como fecha límite.
Así las cosas, y según fuentes del caso, los peritos de la Universidad y del Iccte que trabajan en la investigación del siniestro no han recibido la retribución establecida por su trabajo durante estos meses.
INFORMES Y ENSAYOS
En el citado auto, el juez instructor requirió a la Comisión Técnica de Investigación del Ministerio de Fomento que remitiera en el plazo de «tres días improrrogables» desde la fecha de notificación de la resolución el informe de la reconstrucción teórica de la geometría del conjunto puente-autocimbra-encofrado, así como todos los elementos auxiliares.
Demandó además el informe correspondiente al ensayo de avance realizado el 8 de junio de 2006 y los resultados obtenidos por las diferentes empresas que están realizando análisis estructurales de la autocimbra accidentada.
En concreto, interesa especialmente «las reacciones verticales de los seis apoyos para la posición de la cimbra inmediatamente antes del siniestro, así como los esfuerzos en la sección del marco trasero de las baterías izquierda y derecha, para la misma posición de la cimbra». Y el «pesaje propio de los módulos de cada tipo de cercha necesarios para determinar el peso por metro lineal de una autocimbra similar a la accidentada» y lo realice en el plazo de 20 días.
Urgió al Ministerio remitir también la caracterización de restos de pintura, de los restos de hormigón y análisis de huellas de rozamiento, así como los informes de parte correspondientes a los seis ensayos efectuados de los marcos traseros similares al marco trasero de la batería izquierda de la autocimbra accidentada, la caracterización de las superficies y mecanismos de fractura y el material y soldaduras.
Además, el juez demandó a Fomento el informe de las reacciones verticales de los seis apoyos para la posición de la cimbra inmediatamente antes del siniestro y los esfuerzos en la sección del marco trasero de las baterías pedidos el 28 de abril de 2006.
El informe correspondiente al ensayo realizado el 8 de agosto pasado y el pesaje de los módulos, mientras que a la empresa «Estructuras y Montajes» le pidió que en tres días facilitara la información de «los sistemas de avance de la autocimbra en relación con la determinación de las características de los gatos de avance».
Al CENIM-CSIC demandó en el plazo de diez días los ensayos pendientes sobre el material del marco trasero de la batería izquierda de la cimbra accidentada, los bulones de unión entre módulos de la cimbra y el perfil vertical izquierdo del marco trasero de la batería.
Ensayos de tenacidad y tracción sobre el material de los bulones, metalografía, dureza, composición química y resiliencia de los materiales, así como ensayos de tenacidad y tracción del material del alma del perfil y de la «zona de transición ala-alma».
De todas las probetas ensayadas se realizará una fractografía, precisó el juez instructor, que demandó también la resistencia de las uniones soldadas en el marco trasero y la parte delantera, con un mínimo de tres ensayos de tracción. Por último, demandó un ensayo de tenacidad del material de la zona de soldadura.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here