GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)
El coordinador provincial de Izquierda Unida (IU) en Granada y parlamentario andaluz por esta misma formación política, Pedro Vaquero, señaló hoy que el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, «se equivocó» cuando hizo el pasado fin de semana un llamamiento a la «desobediencia civil» de los padres ante la asignatura de Educación para la Ciudadanía de sus hijos porque «lo que realmente ha conseguido es un llamamiento, a gritos, a la desobediencia religiosa».
Vaquero explicó en una nota remitida a Europa Press que las declaraciones del responsable eclesiástico sólo han provocado «vergúenza entre los católicos de Granada que van a tener que practicar la desobediencia religiosa si quieren salir a la calle con la cabeza alta».
El dirigente de Izquierda Unida calificó de «lamentable» que el hecho religioso en Granada «sólo merezca la chirigota de los ciudadanos» en base a las declaraciones de su arzobispo.
Vaquero recomendó a los dirigentes eclesiásticos que «eleven a Francisco Javier Martínez de categoría, «que lo hagan adjunto al Papa», pero que se lo lleven de Granada porque «la vergúenza que ha hecho pasar a nuestra provincia no se la merece nadie».

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here