GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
Dos hombres que responden a las iniciales R.A.B. y F.F.M. han sido imputados por la Guardia Civil por edificar una construcción ilegal de madera de más de 100 metros cuadrados y otra de dos plantas y de unos 180 metros cuadrados, respectivamente, en el paraje Minasierra de la localidad granadina de Motril.
Según informó el Instituto Armado en una nota de prensa remitida a Europa Press, en este paraje existe protección del paisaje por altas pendientes, por lo que los dos imputados son presuntos autores de sendos delitos contra la ordenación del territorio, al promover edificaciones no autorizables en suelo protegido.
Así, la Guardia Civil precisó que el PGOU vigente en la localidad de Motril recoge que Minasierra está considerado como no urbanizable porque existe protección del paisaje por altas pendientes.
Fue una patrulla del Seprona, durante una inspección por dicho paraje, la que localizó las dos construcciones, comprobando que sus propietarios carecían de licencia municipal de obras, por lo que denunció a éstos por dos supuestas infracciones sobre la ordenación urbanística de Andalucía y solicitó al Ayuntamiento de Motril que informara sobre si dichas construcciones podrían ser autorizadas.
Tras constatar por medio de sendos informes de la Concejalía de Urbanismo y Obras Públicas del Ayuntamiento de Motril que dichas construcciones no son susceptibles de ser autorizadas según el PGOU vigente, la Guardia Civil procedió a imputar a los propietarios de dichas construcciones por un delito contra la ordenación del territorio por promover una edificación no autorizable en suelo protegido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí