GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
El concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Granada y consejero delegado de Emasagra, Sebastián Pérez (PP), mostró hoy su oposición frontal a la propuesta de la consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, de gravar el precio del agua en Andalucía con un “canon ecológico” a partir de 2008 porque lo considera una “subida encubierta” para ocultar la “mala gestión” de la Junta de Andalucía.
En un comunicado remitido hoy a Europa Press, Pérez aseguró que la empresa municipal de abastecimiento y saneamiento de Granada, Emasagra, “no va a aplicar” esa subida en las tarifas dado que “resulta abusivo sangrar al ciudadano para que asuma en su recibo el coste de una inversión que debiera asumir la Junta de Andalucía”.
Según la propuesta planteada por la consejera de Medio Ambiente en un seminario sobre agua celebrado en Sevilla la pasada semana, el importe de este impuesto o “canon ecológico”, supondría un encarecimiento en la factura del agua, destinado a financiar las inversiones necesarias en el llamado ciclo integral del agua.
Para el consejero delegado de Emasagra, “no es de recibo que sean los ciudadanos quienes asuman económicamente las inversiones en infraestructuras de depuración y en mejoras en las redes urbanas de distribución que la administración autonómica debiera haber iniciado hace 15 años”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here