GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)
El presidente de CajaGranada, Antonio-Claret García García, hizo entrega hoy del VIII Premio que la entidad entrega a la Cooperación Internacional dotado con 50.000 euros a las Hermanas Carmelitas Misioneras, por su “compromiso con la vida” y con “valores humanos” como la entrega a los más desfavorecidos, la solidaridad y la integración, sobre todo en países del tercer mundo donde el sufrimiento y las desigualdades son más acusadas.
En la Sala de Consejo de la sede Central de CajaGranada, el presidente de la entidad financiera hizo entrega de este galardón a María José Carrasco Rouco, hermana Carmelita Misionera y directora del Hospital Rural de Kapiri en Malawi. En el acto, también estuvieron presentes la directora del Colegio del Carmelo en Granada, María del Ángel Conde Cerero; y Ana María Ruiz Merino, miembro del Consejo de las Carmelitas.
Desde 1998, CajaGranada concede este Premio a la Cooperación Internacional para “reconocer el esfuerzo y la dedicación de instituciones y personas en la consecución de una mayor justicia social”.
Las Carmelitas Misioneras promueven la igualdad y la fraternidad entre los pueblos, además de respetar y acoger las diferencias. Fruto de este compromiso es su permanente trabajo en 39 países en todo el mundo, sobre todo en las zonas más pobres y deprimidas, en pro de conseguir una vida mejor para las personas más desfavorecidas.
CONTRA EL HAMBRE EN MALAWI
Como establecen las bases del premio, en cada edición el premiado decide a que ONG o proyecto humanitario destina los 50.000 euros del galardón. En esta ocasión, se destinará a la ONG “Llamarada de Fuego”, asociación humanitaria que trabaja junto con las Carmelitas Misioneras, en Malawi, para mejorar las instalaciones y recursos del Hospital Rural de Kapiri, y sobre todo para realizar una “campaña urgente” contra el hambre.
En su intervención, la hermana María José Carrasco señaló que “es difícil explicar como es el pueblo de Malawi porque allí no se vive, se sobrevive, la gente muere de hambre alrededor y no hay medicinas”. Así, explicó que a veces se pregunta “¿cómo es posible que el resto del mundo no nos ayude?”, aunque al recibir premios como loas de hoy “vuelve a pensar que es cierto que todos somos hermanos”.
Por su parte, el presidente de CajaGranada subrayó la “sencillez” con la que la Hermana María José explicó algo “tan duro y tan arduo como la tarea que las misioneras llevan a cabo en las zonas más deprimidas del mundo”, indicando que “precisamente, nuestros premiados, los de esta edición y los de las anteriores, son los que dan el prestigio a este premio, por lo que es nuestra entidad la que tiene que agradecer el trabajo solidario que llevan a cabo”
Malawi, en el sureste africano, cuenta actualmente con 12 millones de habitantes, de los que el 86 por ciento vive de una precaria agricultura de subsistencia. En la actualidad, tras una serie de malas cosechas, se da una situación crítica de hambre, a lo que se suma la pandemia del sida que afecta al 26 por ciento de la sociedad comprendida entre 15 y 30 años.
La dotación del Premio CajaGranada a la Cooperación Internacional van a permitir, entre otras acciones, la puesta en marcha de una instalación de rayos X y la inmediata distribución de 125.000 kilogramos de alimento entre la población. Desde de las hermanas carmelitas misioneras, y desde la asociación Llamarada, se realiza también llamamiento a la población para colaborar, lo que pueden hacer a través de la página web de esta ONG: www.llamarada.org
INCREMENTO DE LA DOTACIÓN ECONÓMICA
En este año 2006, el Consejo de Administración de CajaGranada determinó incrementar la dotación del Premio y duplicar los 24.000 euros de ediciones anteriores hasta alcanzar los 50.000 euros a partir de la presente edición.
El objetivo del incremento es adecuar su dotación al prestigio que el premio ha adquirido en los últimos años y dado el crecimiento de la propia entidad financiera. Pero, sobre todo, con este incremento de la dotación económica se pretende reforzar su utilidad práctica, ya que, como se ha indicado, el importe del premio es destinado por el galardonado a la organización o asociación de ayuda al desarrollo que “considere más pertinente”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here