ARMILLA (GRANADA), 13 (EUROPA PRESS)
El pleno del Ayuntamiento de Armilla ha tomado conocimiento de la renuncia al cargo y al acta de concejal del ya ex edil de Urbanismo y ex vicepresidente de la Diputación de Granada, Gabriel Cañavate, quien en un discurso de despedida dijo abandonar su acta de edil y sus responsabilidades de gobierno «con las manos limpias» y tras haber sido «víctima de un linchamiento mediático» a consecuencia de la paralización del proyecto del Parque Nevada.
En el transcurso de un pleno ordinario celebrado esta tarde en el municipio, Cañavate dijo ser víctima de una «injusticia» en un alegato en el que repasó su trayectoria política en el Ayuntamiento de Armilla, sintiéndose «orgulloso y honrado» de su labor, que ahora abandona tras ser objeto de un «linchamiento» por su supuesta vinculación a las irregularidades denunciadas por el PP en cuanto a la tramitación del proyecto Parque Nevada, promovido en dicho municipio granadino.
Cañavate dijo dimitir por «lealtad» al PSOE y afirmó comenzó su actividad política «con las manos limpias», circunstancia que reiteró a la hora de describir su marcha del Ayuntamiento.
El pasado 31 de octubre Cañavate renunció en el pleno de la Diputación a su cargo de vicepresidente, aunque continuará en el PSOE, porque, según manifestó, «hacía falta una cabeza de turco» como la suya que era del «tamaño razonable».
Tras hacer pública su renuncia el pasado 3 de octubre, después de que se generara una polémica sobre su patrimonio, Cañavate subrayó que un mes después «nadie me ha acusado» de nada. La falta de «confianza», así como el «linchamiento mediático» fueron las causas que han motivado su renuncia a dichos cargos, si bien se marcha «sin rencor hacia nadie».
La política urbanística pasa, según manifestó, por «un momento tenebroso» que se ha cobrado su carrera política sin que hasta el momento se hayan producido denuncias formales en relación a su patrimonio, aunque la Fiscalía sí investiga presuntas irregularidades en la tramitación del Parque Nevada en Armilla, tras la denuncia presentada por el PP, y cuyas obras han sido paralizadas cautelarmente por orden judicial.
Cuando renunció a sus cargos dijo hacerlo en una decisión «compartida con su partido», aunque aseguró estar viviendo sus «momentos más amargos», a causa de las informaciones publicadas que atribuyó a «una campaña orquestada de presión política hacia su persona».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí