GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
El secretario andaluz de la Federación de Administración Pública de CC.OO, Felipe Falcó, responsabilizó a la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, de tener «algo que ocultar» o «alguien a quien proteger» al impedir que se investiguen los hechos y actuaciones relativos a la gestión general del conjunto monumental de la Alhambra y el Generalife por parte de la directora del Patronato, María del Mar Villafranca, tras las irregularidades detectadas en la venta de entradas.
En declaraciones a Europa Press, Falcó calificó los argumentos que el PSOE esgrimió el pasado viernes en el Parlamento de Andalucía –donde rechazó la propuesta de IULV-CA, apoyada por PP y PA, sobre la creación de una comisión de investigación sobre la gestión del Patronato de la Alhambra– como «nulos», a la vez que expresó su «incomprensión» por la actitud que los socialistas han tomado ante este asunto cuando, según dijo, «en otras tantas ocasiones ellos son los que piden que se creen comisiones de investigación».
Asimismo, el secretario andaluz se refirió al «incomprensible acoso laboral» y «la persecución sindical» que los trabajadores padecen, al asegurar que realizan su trabajo con «auténtico miedo». Prueba de ello, según dijo, son las bajas por estrés, depresión y ansiedad que se han producido.
En su opinión, esta situación es «absolutamente demencial», por lo que, además de iniciar movilizaciones, «CC.OO acudirá a la justicia si se confirma este acoso laboral», algo que, según dijo, «muchos de los expedientados ya han hecho».
Según señaló Felipe Falcó, en la plantilla de trabajadores del Patronato de la Alhambra y el Generalife, que debería ser de 226 empleados –aunque presenta 42 vacantes sin cubrir y una veintena de bajas– hay 43 empleados expedientados. En total, unos 100 empleados de la plantilla están afiliados a CC.OO.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here