GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
La dirección y los trabajadores de la empresa concesionaria del transporte urbano de Granada, Rober, que ayer se reunieron para intentar resolver los paros técnicos que sufre la compañía que presta este servicio público, alcanzaron anoche un preacuerdo que deja en suspenso la huelga a expensas de que el próximo lunes lo aprueben las asambleas de los trabajadores.
En declaraciones a Europa Press, el gerente de Rober, Guillermo Robles, informó de que después de este acercamiento y «en señal de buena voluntad», los conductores salieron esta mañana a trabajar, si bien «con cierto retraso pero de forma satisfactoria» y «el próximo lunes también trabajarán».
Según explicó, tanto la dirección como el comité de huelga cedieron en varios aspectos para alcanzar el preacuerdo. Así, aunque la dirección mantendrá el expediente al trabajador, el sistema de secuencias propuesto por la plantilla será recogido, así como la regulación de los horarios y la dotación, sobre todo durante las obras.
Respecto al bus búho, serán los trabajadores de menos antigúedad los que estén al frente de los mismos y, además, recibirán una retribución especial por trabajar en este servicio.
Con todo ello, en principio, la huelga se ha desconvocado para el lunes, según el preacuerdo. Si finalmente los trabajadores deciden en asamblea ratificar este acuerdo, se suspenderá el resto de paros, previstos hasta el 24 de noviembre, así como la jornada de huelga de 24 horas del 1 de diciembre y las paradas parciales de los días 11, 13 y 15.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here