GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)
El portavoz del PP de Granada, Antonio Granados, criticó hoy la “dejación de funciones” del alcalde de Freila (Granada), el socialista Abelardo Vico, que bajo su punto de vista “ha mirado para otro sitio”, ha tenido “un trato injusto con los vecinos” y “presuntamente ha cometido un delito de prevaricación al permitir la construcción de más de 100 viviendas ilegales en suelo rústico”.
En declaraciones a Europa Press, Granados consideró que el alcalde “le ha hecho un mal favor a sus vecinos”, al protagonizar “un grave caso de irregularidad” en materia de disciplina urbanística cuando “debería ser la primera autoridad que debe velar por el cumplimiento de la ley en su pueblo”.
Según señaló, cualquiera que camine por Freila puede ver, en dirección hacia el pantano del Negratín, que “aparecen chalets de tres plantas y 250 metros de construcción”. Por eso, “no se puede pensar que el alcalde camine con una venda en los ojos ni que las viviendas hayan aparecido como las setas que florecen en otoño”, aseguró.
En su opinión, Vico “ha cometido una grave irresponsabilidad porque no ha velado por el ordenamiento”, al tener la potestad de iniciar expedientes sancionadores y de paralizar las obras y “haber mirado para otro lado”, y al final, según apuntó, “a los ciudadanos los ha tratado injustamente”.
De este modo, Granados se refirió a la “situación de agravio” que se produce en Freila, donde, según dijo, “un vecino paga por hacerse una vivienda legalmente mientras otro la levanta en mitad del campo”.
“Comprendo la falta de medios de los ayuntamientos pequeños, pero el Consistorio de Freila tiene capacidad porque dispone de personal y, si no fuera así, Abelardo Vico pudo solicitar auxilio al PSOE o la Diputación”. aseveró.
Así, el popular valoró que “Vico es un mal alcalde” porque al final, los vecinos “no tendrán agua corriente y electricidad, los viales serán defectuosos y habrán empeñado dinero en algo ilegal”.
Respecto a las declaraciones del alcalde sobre la “tradición histórica de construir en mitad del campo”, Granados afirmó que “antes se conducía sin casco, pero la normativa obliga a llevarlo” y que, para que eso se cumpla, según apuntó, “está el poder público”.
“TIERRA DE LA PANDERETA”
Antonio Granados también aseguró que las viviendas ilegales, muchas de ellas compradas por ingleses a través de una inmobiliaria, “van a traer cola”, puesto que estos ciudadanos que llegan a la “tierra de la pandereta” se están encontrando con esta situación irregular que, además, “implica una gran pérdida para todo el sector turístico” de la provincia. “Esto crea desconfianza, porque los ciudadanos se compran algo que finalmente es papel mojado”, afirmó.
Además, indicó que, si se demuestra que se trata de un “boom”, se habrá producido una presunta estafa y alguien denunciará al Ayuntamiento”.
Pero, bajo su punto de vista, la mayor gravedad de este asunto pasa por la pérdida de recursos para el municipio, al referirse a la “escasez de dotación de equipamientos públicos y de zonas verdes”.
“Los vecinos han perdido mucho dinero que ha dejado de entrar en el Ayuntamiento, nada más que en licencias, proyectos”, aseveró. Y es que el portavoz dijo que “probablemente alguien se está enriqueciendo y el alcalde lo ha permitido perjudicando a su pueblo”.
Por último, el popular lamentó que el alcalde ponga a su “clientelismo electoral por encima de su responsabilidad”, a la vez que criticó la “dejación de funciones” de los delegados de Medio Ambiente y Obras Públicas de la Junta de Andalucía en Granada, Gerardo Sánchez y Pedro Fernández, respectivamente, que “no han actuado porque son del PSOE” cuando, según señaló, “todo el mundo sabía lo que estaba pasando en Freila”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here