VEGAS DEL GENIL (GRANADA), 7 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Vegas del Genil (Granada) decretó hoy la paralización inmediata de la actividad de la planta de lodos de la entidad Biomasa del Guadalquivir, ubicada en los terrenos conocidos como El pago del Salao, “por carecer de la oportuna licencia de obra”.
Según indicó el Consistorio en una nota de prensa remitida a Europa Press, esta medida fue tomada tras recibir el aviso de varios vecinos colindantes que alertaron de que la empresa estaba realizando labores de allanamiento en casi la mitad de la superficie de sus terrenos, habida cuenta de que Biomasa del Guadalquivir “no ha solicitado en ningún momento los permisos necesarios”, según precisó.
Así, el alcalde de Vegas del Genil, Francisco Mendoza, señaló que el Consistorio ha decidido paralizar “de manera inmediata” la ejecución de las citadas obras “porque, como cualquier empresa, Biomasa del Guadalquivir debía haber tramitado una licencia para realizar movimientos de tierra y hacer, como han comprobado los técnicos y ha quedado reflejado en las fotografías del informe técnico, varias zanjas en el terreno”.
Mendoza afirmó que, aunque los representantes de Biomasa expresaron al Consistorio su intención de realizar las obras, éste no ha recibido “en ningún momento” la solicitud de licencia de obras, algo que, a su juicio, resulta “inadmisible”.
Por lo tanto, el Ayuntamiento ha notificado a la empresa propietaria de la planta de lodos “que el incumplimiento de la citada paralización de las obras podrá dar lugar a la retirada y depósito de la maquinaria y materiales de la obra”.
Asimismo, el alcalde señaló que Biomasa del Guadalquivir podría enfrentarse a “sucesivas multas coercitivas, por valor del diez por ciento del valor de las obras ejecutadas”, y en todo caso, como mínimo de 600 euros, amén de su traslado al Ministerio Fiscal a los efectos oportunos.
Mendoza destacó que los terrenos en los que se encuentra la planta de lodos “están declarados como no urbanizables, y por lo tanto, sometidos a una protección especial”, a la vez que explicó que cualquier cambio que la empresa quiera realizar en la actual gestión del tratamiento de los lodos “supondría la apertura de una planta distinta a la que se aprobó en el año 1991, por lo que debería pasar los trámites oportunos para tal actividad”.
Tras la paralización de las obras decretada por el Ayuntamiento, Biomasa dispone ahora de 15 días para aportar al Ayuntamiento vegueño cuantas alegaciones, documentos o informaciones estime convenientes para justificar unas obras que el alcalde calificó de “absolutamente ilegales”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here