GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido a dos vecinos de Pinos Puente (Granada) que habían asaltado sendos camiones estacionados en áreas de servicio de Albolote y Vélez de Benaudalla y que se habían apoderado de carne y marisco congelado.
Según informó la Guardia Civil en un comunicado remitido hoy a Europa Press, la primera detención tuvo lugar este pasado fin de semana en Pinos Puente. El joven F.C.M., de 23 años de edad, conducía su propio vehículo cuando supuestamente asaltó un camión que transportaba productos cárnicos que estaba estacionado en un área de servicio de la A-92, en el término municipal de Albolote.
Tras el robo, la Benemérita alertó a las patrullas del área metropolitana granadina de las características del vehículo. Fue la patrulla de Pinos Puente la que, diez minutos después, vio el vehículo entrando en esa localidad, y aunque intentaron interceptarlo, su conductor consiguió huir y abandonó el coche en las inmediaciones del instituto, lugar en el que lo encontró la Guardia Civil cargado aún con los siete jamones y el chuletero que acababan de sustraer en Albolote.
El detenido se había dejado dentro del coche abandonado su carné de identidad, por lo que no fue difícil identificarlo. La detención la realizó a la mañana siguiente una patrulla de la Guardia Civil de Pinos Puente.
47 CAJAS DE MARISCO
La segunda detención tuvo lugar anoche en la A-44, a la altura de Cozvíjar, después de que la Guardia Civil de Padul interceptara una furgoneta cargada con 47 cajas de marisco que habían sido sustraídas momentos antes de un camión frigorífico que estaba estacionado en una gasolinera de Azud de Vélez. El detenido es un vecino también de Pinos Puente, J.A.A.G. de 45 años de edad.
Los hechos han sucedido sobre las 01.20 horas de hoy. La Guardia Civil de Vélez de Benaudalla alertó de que los ocupantes de una furgoneta de color blanco y con matrícula italiana había asaltado un camión que iba cargado con marisco y que se dirigía hacia Granada.
Todas las patrullas cercanas a la carretera A-44 (N-323) fueron alertadas, y fue la patrulla de Padul la que consiguió interceptarla a la altura de la salida de Cozvíjar. Aunque el detenido abandonó la furgoneta e intentó huir, fue alcanzado y detenido por los guardias civiles.
Los agentes se pusieron en contacto con el camionero al que acababan de robar, y éste se hizo cargo de las cajas con el marisco recuperado, ya que se trata de una mercancía muy perecedera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí