MOTRIL (GRANADA), 3 (EUROPA PRESS)
La Brigada de Extranjería y Documentación de la Comisaría de Policía Nacional de Motril (Granada) ha desarticulado una organización que se dedicaba a la introducción y explotación sexual de ciudadanas rumanas tras la falsa promesa de un empleo legal.
Según informó la Policía en un comunicado remitido a Europa Press, se pudo identificar a un ciudadano rumano, G.V.G. de 23 años, el cual con ayuda de dos de sus hermanos –P.I.G de 34 años y D.G. de 36– captaba mujeres jóvenes de nacionalidad rumana que con la promesa de un empleo legal en el sector comercial o de la hostelería accedían a viajar hasta Motril.
Una vez en esta localidad la realidad era muy diferente, el trabajo era en un conocido club de alterne de Motril, regentado por el ciudadano español F.G.P. de 38 años, que les obligaba a mantener relaciones sexuales con los clientes.
El principal responsable de la organización, ayudado de uno de sus hermanos era personalmente el encargado de la custodia en un piso de Motril, dónde además de amenazas llegaron a emplear la violencia física y cometer agresiones sexuales contra la víctima.
Después de las vigilancias y seguimientos de que fueron objeto por parte de la Brigada de Extranjería, se pudo determinar el grado de participación de cada uno de ellos en los delitos cometidos, pudiendo identificar también a otra ciudadana rumana M.E.O. de 22 años y que también esta implicada en los hechos.
La víctima y otra mujer de nacionalidad rumana, que fue testigo de tales hechos, han recibido la consideración de testigos protegidos.
Una vez concluida la investigación se procedió a la detención de los tres principales responsables, entre ellos el ciudadano español, y a la imputación de los otros dos implicados, instruyéndose las correspondientes diligencias policiales que junto con los detenidos pasaron al Juzgado de Instrucción de Guardia de Motril.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here