GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
El secretario general del PP de Granada, Antonio Ayllón, pidió hoy a la Junta de Andalucía que, «ya que en un año y medio no ha hecho nada» para impedir la construcción del Parque Comercial Nevada en Armilla (Granada), que de una vez «mueva ficha» y que, si fuera necesario, «retire las competencias urbanísticas al Ayuntamiento» de la localidad.
En rueda de prensa, el dirigente popular valoró que la suspensión cautelar de la licencia otorgada por el Ayuntamiento a la entidad promotora del centro comercial por «indicios de ilegalidad», lo que conlleva la paralización de las obras, es el «reflejo claro» de la «irresponsabilidad de las administraciones gobernadas por el PSOE», que, según dijo, han permitido levantar de forma irregular «un cementerio de elefantes en la Vega».
De esta forma, Ayllón consideró que «lo que el PP venía denunciando se refrenda en el juzgado», si bien explicó que los populares «nunca han pretendido judicializar la vida política», sino «velar por los intereses e igualdad de los ciudadanos ante la ley», algo que, bajo su punto de vista, «el PSOE se salta, sobre todo en materia de urbanismo».
En este sentido, criticó que el PSOE «sigue utilizando a la Junta de Andalucía como brazo armado» de su política y no como institución que pertenece a los ciudadanos. Así, aseguró no entender «por qué la Administración autonómica no ha actuado en un año y medio con respecto al centro comercial, dejando todo en manos de la justicia».
Ante esta situación, Ayllón lamentó «la complicidad manifiesta» de la delegada de la Junta en Granada, Teresa Jiménez, y del secretario provincial del PSOE, Francisco Álvarez de la Chica, con el alcalde de Armilla, José Antonio Morales Cara, que sigue formando parte de la Comisión Provincial de Urbanismo.
En su opinión, es una «barbaridad» y un «esperpento» que «un hombre al que su Ayuntamiento le dice que hay que paralizar las obras, con informes de la comisión en la que se sienta», siga siendo «juez y parte» en los proyectos urbanísticos de Granada. Por eso, instó tanto a Álvarez de la Chica como a Jiménez a «tomar medidas inmediatamente».
Pero esta situación, según indicó, es «una crisis de alto calado» en el PSOE, ya que, además, los delegados provinciales de Obras Públicas y Medio Ambiente, Pedro Fernández y Gerardo Sánchez, respectivamente, «tampoco han hecho nada».
Al respecto, se preguntó por qué el primero de ellos «no mira más a la provincia en vez de estar pendiente de su promoción personal», mientras que, en cuanto a Sánchez, se preguntó «por qué ha sido tan permisivo cuando es tan rígido con otros ayuntamientos» y, además, es secretario local del PSOE de Armilla, según recordó.
Por todo ello, Ayllón pidió a la Administración autonómica que tome «una medida ejemplarizante» con el Ayuntamiento de Armilla, si bien le instó a intervenir «de verdad», ya que, según valoró, se trata del «mayor escándalo urbanístico» que ha ocurrido en Granada.
Por último, consideró que el PSOE ha engañado a los armilleros, al prometerles 800 puestos de trabajo, «vendiéndoles falsas expectativas de trabajo», según manifestó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí