GRANADA, 2 (EUROPA PRESS)
El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Granada ha paralizado las obras del Centro Comercial Nevada de Armilla por «graves incumplimientos» del ordenamiento urbanístico, tras acceder a lo solicitado por la Junta de Andalucía en el recurso Contencioso-Administrativo interpuesto contra el acuerdo del Ayuntamiento de Armilla de otorgar licencia de obras para la construcción de dicho centro comercial, promovido por Tomás Olivo, imputado en la «operación Malaya».
Según informó hoy la Junta en un comunicado remitido a Europa Press, la jueza estima en su auto que al suspender las obras «se protege el interés público por encima del interés de los particulares a concluir unas obras empezadas» y añade que consentir que sigan las obras «menoscaba gravemente el interés general».
Según consta en la resolución judicial, la no paralización de las obras supondría «dar una apariencia de tolerancia hacia la ilegalidad con la multiplicación de fenómenos urbanísticos irregulares, aparte del daño grave que supone la destrucción de riqueza cuando un edificio totalmente acabado sea preciso demolerlo».
La jueza ha basado su decisión, según el comunicado, en los informes negativos de la Delegación Provincial de Obras Públicas de Granada y del propio arquitecto del Ayuntamiento de Armilla que recogían las «posibles irregularidades» en que incurrían las obras.
Concretamente, el auto explica que el edificio «se está construyendo sobre suelo destinado a equipamientos y espacios libres». Además, infringe la ordenanza comercial en relación con la ocupación máxima y la altura máxima. Y, por último, se refiere al hecho de que los aparcamientos al aire libre se proyecten sobre suelo no urbanizable
Sobre este último aspecto, la jueza ha recordado que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de mayo de 2005 confirmaba la medida cautelar acordada también por este mismo Juzgado respecto a la construcción de aparcamientos en suelo no urbanizable en el término municipal de Granada.
La Junta impugnó así la licencia para la construcción del Parque Comercial que está siendo investigado a su vez por la Fiscalía. Las obras de dicho parque han generado desde hace meses polémica en la provincia de Granada y en concreto en el Ayuntamiento de Armilla (PSOE), del que dimitió el que fuera concejal de Urbanismo, Gabriel Cañavate, que dejó sus cargos también como vicepresidente de la Diputación provincial, y posteriormente anunció que no se presentaría a la reelección el primer edil, José Antonio Morales Cara.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí