ARMILLA (GRANADA), 2 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Armilla (Granada) indicó hoy ante el auto formulado por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Granada, que establece la suspensión de la licencia otorgada por el Ayuntamiento de Armilla para la construcción del Centro Comercial Nevada, que con la paralización podrá «aclarar» toda la situación administrativa suscitada.
En un comunicado remitido a Europa Press, el Consistorio aseguró que acata de forma «firme» las decisiones judiciales por lo que «se va a proceder a la inmediata paralización de las obras del Centro Comercial Nevada».
Así, quiso subrayar que el auto emitido es «una medida eminentemente cautelar dentro del procedimiento Contencioso Administrativo emprendido» por la construcción del Centro Comercial promovido por Tomás Olivo, imputado en la «operación Malaya».
La nueva situación permitirá por lo tanto «aclarar» la cuestión sin tener que ser la Administración pública «la que se le pudiera haber solicitado perjuicio económico alguno que pudiera ocasionar la paralización de la obra, liberando al Ayuntamiento de Armilla de tal responsabilidad».
En la nota, el Ayuntamiento recordó que fue el propio Consistorio de Armilla quien «ha creído que éste se debió siempre circunscribir a un contencioso administrativo entre administraciones públicas».
Además, precisó que el auto emitido «no es, en modo alguno, sentencia firme de la que estamos convencidos que será positiva para el Ayuntamiento de Armilla», una vez puedan comprobar todas las circunstancias y determinaciones a tener en cuenta en el procedimiento contencioso administrativo.
Por último, el Ayuntamiento de Armilla lamentó que «haya sido ahora cuando la Junta de Andalucía ha formulado el Contencioso Administrativo cuando la licencia es de septiembre de 2005 y debió ser formulada en su plazo reglamentario de dos meses y no se hubiera dado lugar a que la obra esté tan avanzada y a la polémica suscitada».
La Junta impugnó la licencia para la construcción del Parque Comercial que está siendo investigado a su vez por la Fiscalía. Las obras de dicho parque han generado desde hace meses polémica en la provincia de Granada y en concreto en el Ayuntamiento de Armilla (PSOE), del que dimitió el que fuera concejal de Urbanismo, Gabriel Cañavate, que dejó sus cargos también como vicepresidente de la Diputación provincial, y posteriormente anunció que no se presentaría a la reelección el primer edil, José Antonio Morales Cara.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here