GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
El presidente del comité de empresa de la firma que gestiona el transporte urbano de la capital granadina, Rober, Ángel Aliaga, criticó hoy que los trabajadores contratados están siendo «totalmente coaccionados y amenazados» ante las jornadas de huelga que se vienen realizando en todas las líneas del servicio desde el pasado día 24.
En declaraciones a Europa Press, Aliaga explicó que el comité de empresa respeta los servicios mínimos que exige la legislación vigente, pero recordó que hay muchos trabajadores que, debido a las «presiones», se ven obligados a realizar servicios que sobrepasan esos servicios mínimos.
No obstante, el presidente del comité reiteró que lo que quieren es que, tanto la empresa como el Ayuntamiento granadino, se den cuenta de que el servicio público de transporte es «algo de un respeto increíble y deben tomar las medidas oportunas para que esto se solucione de una vez».
Asimismo, aseguró que la empresa de transporte urbano «no ha mostrado un acercamiento con los empleados», actitud que le resultó «extraña, porque, según señaló, sus reivindicaciones «se ajustan a nuestros derechos». Así las cosas, indicó que el Ayuntamiento es «muy responsable» de la situación del transporte público y de que los trabajadores estén al límite de su «salud psíquica».
«DURA CARGA POLICIAL»
Por su parte, el presidente del comité de empresa de Rober calificó de «positivo» el anuncio del secretario provincial de CC.OO. de Granada, Rafael Roldán, de estudiar presentar una querella contra el alcalde de la capital, José Torres Hurtado, y el concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana, José Antonio Balderas, ambos del PP, por la actuación de la Policía Local en la tercera jornada de huelga de la Rober en la que resultaron heridos, según el sindicato, varios trabajadores.
A este respecto, Aliaga afirmó que la Policía Local se «excedió» en sus funciones y añadió que, si la corporación municipal de Granada vuelve a mandar a «estas fuerzas represoras, nos va a encontrar otra vez porque esta situación es inaceptable».
Asimismo, aseguró que apoyan «plenamente» las palabras de Roldán de solicitar a los trabajadores en la asamblea del próximo jueves, cuando está prevista la cuarta jornada de paro, que secunden una convocatoria de dos días de huelga completa, es decir, de 24 horas, en «repulsa a la reacción policial» y tras el endurecimiento del conflicto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here