GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)
El secretario provincial de CC.OO. de Granada, Rafael Roldán, anunció hoy que estudia presentar una querella contra el alcalde de la capital, José Torres Hurtado, y el concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana, José Antonio Balderas, ambos del PP, por la actuación de la Policía Local en la tercera jornada de huelga de la Rober, empresa de autobuses urbanos, en la que resultaron heridos, según el sindicato, varios trabajadores.
Según informó Roldán a Europa Press, el motivo de la querella que estudia presentar el sindicato es la «extralimitación de funciones» de los agentes, según establece la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado 2/1986. En la jornada de huelga de ayer, según el comité de huelga, se produjo una «carga policial» contra los trabajadores, hecho que la Policía desmintió y calificó de «forcejeo».
Por ello, en la asamblea que celebrarán el próximo jueves, cuando está prevista la cuarta jornada de paro, de 06.00 a 09.00 horas, el sindicato va a solicitar a los trabajadores que apoyen una «convocatoria de dos días de huelga completa», es decir, 24 horas, en «repulsa a la acción policial» y tras el recrudecimiento del conflicto.
Roldán criticó que el alcalde ejerza como delegado del Gobierno en Andalucía porque «parece que le ha entrado el gustillo de cargar como ya ocurrió con los jóvenes en el botellón» y no es a quien «corresponde» decidir «ese tipo de cuestiones», lamentó.
Asimismo, recordó a Torres Hurtado que «es el alcalde de todos los granadinos» y no debe responder sólo por la empresa porque «los trabajadores también son ciudadanos» y él debe «velar por sus intereses», por lo que instó al primer edil a «arbitrar medidas».
Por último, le advirtió de que en caso de producirse «alguna desgracia» en el seno de la empresa, como puede ser «algún accidente», el «único responsable sería el alcalde», ya que los trabajadores están sometidos a unas «condiciones inhumanas» que es lo que pretenden negociar.
El próximo jueves está prevista la cuarta jornada de huelga, una movilización laboral que inicialmente tenía previsto durar 13 días interrumpidos, en protesta por el expediente abierto a un trabajador por parte de la dirección de la empresa.
El conflicto, que no se debe a cuestiones salariales, puede continuar con jornadas de huelga completas, lo que afectaría a miles de usuarios, si finalmente prospera la propuesta de CC.OO. que se debatirá el próximo jueves.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here