GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)
El ex vicepresidente de la Diputación de Granada y ex concejal de Urbanismo en Armilla (Granada), Grabriel Cañavate, renunció hoy formalmente a su cargo en el transcurso de un pleno ordinario celebrado en al institución supramunicipal, en lo que consideró una situación “inaudita” de “tortura psicológica” tras el “linchamiento mediático”.
“Hacía falta una cabeza de turco”, lamentó el dirigente socialista, que aseguró la suya era una “pieza del tamaño razonable”. Tras hacer pública su renuncia el pasado 3 de octubre, Cañavate subrayó que un mes después de que se generara la polémica sobre su patrimonio “nadie me ha acusado”.
La falta de “confianza”, así como el “linchamiento mediático” han sido, según dijo, las causas que han motivado su renuncia a dichos cargos, si bien continuará en el PSOE y se marcha “sin rencor hacia nadie”.
La política urbanística pasa, según manifestó, por “un momento tenebroso” que se ha cobrado su carrera política sin que hasta el momento se hayan producido denuncias formales en relación a su patrimonio, aunque la Fiscalía sí investiga presuntas irregularidades en la tramitación del Parque Nevada en Armilla, tras la denuncia presentada por el PP, respecto al cual la Junta ha solicitado la paralización de las obras.
Cuando renunció a sus cargos dijo hacerlo en una decisión “compartida con su partido”, aunque aseguró estar viviendo sus “momentos más amargos”, a causa de las informaciones publicadas que atribuyó a “una campaña orquestada de presión política hacia su persona”.
Cañavate renunció formalmente a sus cargos “con la cabeza alta”, puesto que, según dijo, lo hace “por lealtad institucional” y con el objetivo de defenderse “desde la libertad que puede tener cualquier ciudadano de a pie”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here