GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
El presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, expresó su «sorpresa» ante las «mentiras sistemáticas y descaradas» del PP sobre la carretera de la Cabra, al afirmar que «la única novedad que hay en todo este asunto es un auto del fiscal» que desestima la petición de los populares de que se tomen medidas cautelares de paralización porque faltaban unos informes de impacto ambiental.
En declaraciones a los periodistas, Martínez Caler indicó que «tal vez lo que al PP le molesta es que una obra que vale seis millones de euros sólo le vaya a costar a la Diputación, después de transferirla a la Junta de Andalucía, unos 500.000 euros aproximadamente», cifra a la que ascenderá la liquidación final.
«Han dicho que he prevaricado, que se han producido irregularidades, que el fiscal nos pidió documentación. Pero sobre la Carretera de la Cabra, la única verdad es que todo lo que han dicho es mentira», afirmó el presidente de la Diputación.
Martínez Caler hizo estas declaraciones después de que el PP de Granada anunciara que le ha denunciado ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), así como al delegado de Medio Ambiente de la Junta en Granada, Gerardo Sánchez, y al ex vicepresidente de la Diputación, Gabriel Cañavate, por la posible comisión de los delitos de prevaricación y contra el medio ambiente por su gestión en la carretera de La Cabra.
En rueda de prensa, el portavoz del PP en la Diputación, Antonio Granados, explicó que durante la actuación de los socialistas en la carretera provincial A-4050, que une Almuñécar con el Suspiro del Moro, fueron talados ejemplares de «arenaria delaguardiae», una especie vegetal protegida. Asimismo, indicó que las obras fueron autorizadas en virtud de una «irregular declaración de emergencia» y sin el previo informe de impacto ambiental que fue emitido un año después, cuando el daño era ya «irreparable».

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here