SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS)
La plataforma de científicos «Hay Alternativas» consideró hoy que el caso de Inmaculada Echevarría, la mujer de 51 años ingresada en Granada por una distrofia muscular progresiva e irreversible y que ha pedido la retirada del ventilador que la mantiene con vida, «está siendo utilizado por el Gobierno andaluz y asociaciones como «Derecho a Morir Dignamente» para promover un debate ilegítimo sobre la despenalización de la eutanasia en España».
En un comunicado remitido a Europa Press, esta plataforma sostuvo que la eutanasia «es implicar a quienes tienen la misión de curar en procesos de suicidio asistido», extremo que consideró «un atentado gravísimo contra la dignidad de la vida humana en su fase final», además de «una irresponsabilidad frente a otros muchos enfermos que se encuentran en la misma situación y que recuerdan la urgente necesidad de investigar y desarrollar una red nacional de cuidados paliativos que mejoran sus condiciones de vida dentro de su estado».
Esta asociación, que abogó por «crear redes asistenciales y unidades de dolor», criticó, por ello, las recientes declaraciones de la consejera de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía, María José López, quien, según esta plataforma, afirmó que «el Gobierno, en su momento, tendrá que meditar si puede impulsar una ley que regule el fallecimiento digno que muchas personas demandan».
Frente a ello, la portavoz de la plataforma Hay Alternativas, la doctora Gádor Joya, argumentó que «quien pretenda hacer creer que en España existe una amplia demanda social para que se legalice la eutanasia está manipulando y aprovechando de manera gravemente injusta el sufrimiento de los enfermos, la mayoría de los cuales lo que están pidiendo en realidad es vivir dignamente».
Según la doctora Joya, «todas las personas desean vivir de una manera digna hasta el final de sus días, lo que incluye el momento de su muerte», por lo que opinó que «si en algo tiene que trabajar el Gobierno es en procurar que los enfermos y sus familiares no se encuentren solos y sin recursos».
En la misma línea, apremió al sistema sanitario español para que «ponga a su disposición –de estos enfermos– todos los medios humanos y materiales encaminados a que vivan y mueran dignamente y sin dolor».
«DEFENDER LA VIDA»
La portavoz de Hay Alternativas enjuició que «no hay más que escuchar a las numerosas asociaciones de discapacitados, de personas con enfermedades degenerativas o en situación terminal, así como los testimonios particulares de muchos enfermos, para darse cuenta de que nuestra sociedad está pidiendo a gritos que los gobernantes defiendan la vida y luchen por hacer que estas personas sean más felices».
«Esto requiere un gran esfuerzo por parte de toda la sociedad, pero merece la pena trabajar para ello», prosiguió la portavoz, quien advirtió que, «en caso contrario, nos encontraremos en el borde de esa pendiente resbaladiza en la que es mucho más fácil acabar con los que sufren que ayudarles a vivir dignamente».
En opinión de «Hay Alternativas», «la manipulación e irresponsabilidad de quienes aprovechan los casos de enfermos terminales para promover la despenalización de la eutanasia en nuestro país, supone un atentado a la vida humana y un estancamiento en la investigación de cuidados paliativos, como sucede en Holanda».

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here