GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil de Granada y el Departamento Adjunto de Vigilancia Aduanera (DAVA) han culminado una operación en la que ha sido decomisado 1,1 kilos de cocaína y ha sido detenida una persona, que trasladó la droga en una maleta desde la localidad granadina de Cenes de la Vega hasta el aeropuerto madrileño de Barajas.
Según informó el Instituto Armado en una nota de prensa remitida a Europa Press, la detención del joven, de 28 años de edad, se produjo el pasado viernes en Cenes, cuando se hizo cargo de una maleta que transportaba en un doble fondo quince pastillas de cocaína de gran pureza.
Los agentes relataron que la maleta con la droga fue detectada en el aeropuerto madrileño de Barajas procedente de un país sudamericano de los considerados de riesgo. Al pasar la maleta por un escáner el DAVA observó que transportaba varios bultos que podían ser droga.
Como la maleta iba dirigida a un domicilio de Cenes de la Vega, vía aeropuerto de Granada, el DAVA se puso en contacto con la Guardia Civil de Granada, que hizo un seguimiento controlado hasta comprobar quién se hacía cargo de de ésta.
Los guardias civiles comprobaron cómo el detenido recogía la maleta en la terminal de equipajes del aeropuerto y lo siguieron hasta Cenes de la Vega. Allí, junto a su domicilio, fue detenido.
Cuando los agentes abrieron la maleta, comprobaron que transportaba ropa, muñecos de plástico y otros enseres para bebés, y que tenía un doble fondo en uno de los laterales tras el que habían ocultado la cocaína en pastillas, adosadas a la pared de la maleta con pegamento de contacto.
Las tabletas pesaron 1.123 gramos y están valoradas en más de 67.000 euros. Tras realizar el narcotest, la Guardia Civil comprobó que se trataba de cocaína de gran pureza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí