GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
La Audiencia provincial de Granada juzga hoy a dos jóvenes, J.A.C.T. y J.M.C., de 21 años, para los que el fiscal pide 27 años de prisión por ser presuntos autores de robos, detenciones ilegales y agresiones a cuatro víctimas en sendas acciones que realizaron entre septiembre y octubre de 2005.
Según el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, a cada uno de los acusados se les atribuye la comisión de cuatro delitos de robos con violencia, dos de detención ilegal, uno de abuso sexual y otro de lesiones psíquicas.
Por todo ello y si son condenados deberán abonar también a las víctimas una indemnización que en total asciende a los 7.000 euros por los efectos y el dinero sustraído, así como por las lesiones causadas.
El primero de los robos ocurrió, según el relato fiscal, el 15 de septiembre de 2005, a las 00.30 horas, cuando los acusados obligaron «con una navaja en el cuello» a la primera víctima, una mujer que se disponía a aparcar su vehículo en la calle Marqués de la Ensenada de la capital, a que los llevara a Albolote donde obtuvieron con su tarjeta 600 euros en efectivo.
Posteriormente, le hicieron dirigirse a la Carretera de la Sierra donde antes de abandonarla uno de ellos la tocó el pecho con «ánimo libidinoso», mientras el otro la «besó en los labios».
Cuatro días después, los acusados, siempre en compañía de una tercera persona que no fue identificada, realizaron una acción similar con una mujer que se encontraba en la Carretera de la Sierra esperando a que llegara su hijo. Eran las 01.30 horas.
Entonces, la obligaron a que condujera su vehículo a gran velocidad mientras uno de ellos esgrimía una navaja y sustrajeron de un cajero 200 euros. Fueron a Almanjáyar a comprar droga, tras lo que dejaron a la mujer en la estación de autobuses, no sin antes amenazarla para que se «mantuviera callada». Ésta sufre estrés postraumático con síntomas distímicos de grado moderado que precisan tratamiento psicológico.
El 18 de septiembre a las 03.50 horas arrastraron a otra mujer hacia su coche, al cogerla por la espalda, y le arrebataron del interior del bolso un monedero, dinero y otros efectos.
Ya el 2 de octubre, con idéntico propósito y unidad de acción, los acusados arrojaron a dos hermanos que a las 04.30 horas volvían andando a su domicilio contra un vehículo y les robaron los objetos que portaban, a la vez que los amenazaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí