GRANADA, 24 (EUROPA PRESS)
La Audiencia Provincial de Granada ha desestimado el recurso presentado el pasado 3 de febrero por el alcalde de Motril (Granada), Pedro Álvarez (PSOE), contra la denuncia presentada por los grupos de la oposición en el Consistorio por presunta prevaricación del primer edil al renovar de forma indefinida el contrato de una trabajadora del Patronato Municipal de la Residencia de San Luis.
Según recordó, en una rueda de prensa en Granada, la concejal y portavoz del PP de Motril, Luisa García Chamorro, en la denuncia interpuesta en el juzgado de Instrucción 4 de Motril, los grupos del PP y PA y el concejal no adscrito, Francisco Villoslada, entendieron que la renovación de forma indefinida del contrato se produjo «por decisión propia» del alcalde, de forma «injusta», con «conciencia de ilegalidad» y «saltándose la bolsa de trabajo».
En este sentido, apuntó que el alcalde firmó una resolución para renovar de forma indefinida con un contrato en la modalidad de obras o servicio hasta la creación de la plaza, y en régimen de interinidad, algo que, bajo su punto de vista, constituye un «fraude de ley».
Así, valoró que esta decisión vulneró los derechos fundamentales de los trabajadores, que esperan turno en una bolsa de trabajo, ya que el alcalde contrató «a dedo» a una trabajadora saltándose el orden», e incumplió, según apostilló, un acuerdo del Consejo de Administración del Patronato sobre las contrataciones.
Por todo ello, García Chamorro expresó su satisfacción ante la decisión de la Audiencia Provincial de desestimar el recurso de apelación presentado por el alcalde motrileño, al asegurar que «tendrá que sentarse en el banquillo al ser imputado por un presunto delito de prevaricación» y será la justicia la que tenga que decidir en este asunto».
Así, consideró positivo que el alcalde tenga que «responder por esta tropelía», en la que, según dijo, hay que considerar que la actuación de Álvarez pudo responder, según manifestó, a que «esta trabajadora era la única de los cinco empleados de la residencia que no era fija y que denunció, al igual que ellos, a las Hermanas Mercedarias de la Caridad» por un presunto delito de malos tratos y de abusos sexuales contra los ancianos.
Por su parte, el secretario provincial del PP, Antonio Ayllón, aseguró que, con acciones de este tipo, el PSOE «deja claro que utiliza a las Administración como su propio cortijo». Además, el popular pidió el cese del alcalde motrileño y le instó a «dar la cara».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí