MOTRIL (GRANADA), 23 (EUROPA PRESS)
Un hombre de nacionalidad rumana y que responde a las iniciales L.T., de 40 años de edad, sobre el que pesaba una orden judicial de búsqueda, detención y personación en Almuñécar por un delito de lesiones desde octubre del año pasado, fue localizado por la Policía Local en Motril (Granada) tras ser detenido por saltarse un semáforo en rojo y conducir en estado de embriaguez.
Según indicó la Policía Local en una nota de prensa remitida a Europa Press, los hechos ocurrieron sobre las 3.00 horas de hoy, cuando los agentes de la Policía Local que patrullaban por la calle Obispo de Motril observaron a un vehículo que se saltaba un semáforo en rojo, por lo que procedieron a darle el alto.
Según explicaron los agentes, el conductor hizo caso omiso a las señales de la dotación policial, por lo que se vieron obligados a emprender una persecución por varias calles de la ciudad, logrando finalmente parar el vehículo en la avenida Salobreña.
El conductor presentaba síntomas de estado de embriaguez, por lo que se procedió a realizarle la correspondiente prueba de alcoholemia. Al ser trasladado a la Comisaría y consultar los archivos de la Dirección General de la Policía, los agentes comprobaron que el hombre tenía la citada reclamación judicial por lesiones requerida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Almuñécar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí