GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)
El abogado de Inmaculada Echevarría, una mujer de 51 años que sufre distrofia muscular progresiva e irreversible y ha solicitado la eutanasia, ha iniciado los trámites legales del testamento vital de la paciente, que solicita la retirada del respirador mecánico que la mantiene con vida desde hace nueve años.
En declaraciones a los periodistas su abogado, Ignacio Fernández, explicó que se trata de un «procedimiento que tardará», que se inicia con la apertura de un expediente dentro del Registro de Voluntades Vitales Anticipadas, sobre el que «se pronunciará» la Junta de Andalucía posteriormente.
En este documento, según dijo, Inmaculada se mostrará partidaria de que le sean retirados los medios mecánicos que la mantienen con vida, un respirador, pese a que ella misma, en su comparecencia ante los medios de comunicación, indicó, además de que contaba con él, que «sólo con ello» la muerte sería «dolorosa» por lo que solicitó «medidas» para evitar la agonía.
El documento de Voluntades Anticipadas consiste en un escrito en el que una persona mayor de edad o menor emancipada, con capacidad legal suficiente y libremente, manifiesta las instrucciones sobre las actuaciones médicas que deben tenerse en cuenta cuando se encuentre en una situación en la que no pueda expresar libremente su voluntad.
Por otra parte, esta mañana estaba prevista una reunión entre el letrado de la paciente y representantes de la Asociación «Derecho a Morir Dignamente» que no se llevó a cabo al no poder llegar a Granada a la hora prevista los miembros de la asociación por el retraso del vuelo procedente de Madrid.
Inmaculada Echevarría, hospitalizada en Granada, lleva postrada 30 años en una cama, sufre fuertes dolores y mueve únicamente los dedos de las manos y los pies y los músculos de la cara, aunque con dificultad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here