GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)
La Audiencia provincial de Granada ha condenado de conformidad entre las partes a tres años de prisión y una multa de 270 euros a un hombre, A.C.A., por un delito de estafa en grado de tentativa después de simular la compra-venta de una casa en Cájar (Granada), que no fue inscrita en el Registro de la propiedad.
Según la sentencia a la que tuvo acceso hoy Europa Press, se consideran hechos probados que el 27 de octubre de 2000, según escritura pública, el acusado A.C.A. procedió a comprar a M.F.M. una finca consistente en una casa unifamiliar en Cájar. Transmisión que «en ningún caso fue inscrita en el Registro de la propiedad», con lo que seguía figurando como titular registral, M.F.M.
Tras decretar el Juzgado de lo Social número 6 de Granada el embargo de la finca, el acusado compareció ante el juez y manifestó «falsamente» que la citada compraventa de la vivienda de Cájar no se había perfeccionado por «falta de pago del precio al vendedor M.F.M., aunque él estaba ocupando la finca en régimen de alquiler».
Esa falsa manifestación fue realizada por el acusado A.C.A. con la «intención de engañar al Juzgado y por tanto hacer inoperante el embargo decretado y salvaguardar así el bien referido».
Citado por el Juzgado de lo Social el titular registral de la finca, M.F.M., manifestó entre otras cosas que la citada casa «nunca había sido de él» y que la compraventa que refleja la escritura del 27 de octubre de 2000 fue simulada, figurando él como un «testaferro» para salvar el bien del acusado.
Con posterioridad A.C.A., por orden judicial, abonó la cantidad reclamada respecto a la cual se trabó el indicado embargo, cantidad que ascendía a 4.132 euros, con lo que no consiguió el incremento ilícito del patrimonio que dicho acusado pretendía.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here