GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
El Sindicato de Estudiantes condenó hoy la intervención de la Policía Nacional en la protesta contra la presencia, ayer, del senador del PP Manuel Fraga en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de Granada, a la vez que pidió explicaciones a la decana, Margarita Lapieza, por invitar como conferenciante y «con el dinero de los contribuyentes» a «un señor que fue ministro de un gobierno fascista, donde fueron asesinadas miles de personas y donde se condenaron a muchos opositores al régimen», según manifestó.
En rueda de prensa, el secretario provincial del Sindicato de Estudiantes, Ramón Reyes, mostró «todo el respaldo» de su organización a la protesta protagonizada por medio centenar de alumnos, según fuentes policiales, y que obligó al popular, al grito de «asesino» y «falangista» a interrumpir su ponencia en el Aula Magna y a retomarla, 30 minutos más tarde, en el Salón de Grados del edificio, ya con aforo limitado.
Según valoró, aunque el vicerrector de Relaciones Institucionales e Internacionales, Manuel Díaz Carrillo, achacó a un error la intervención de varios agentes de la Policía Nacional, que desalojaron a un grupo de alumnos de la sala, bajo su punto de vista, fue «un hecho lamentable» y por el que la dirección de la Facultad «tendrá que dar explicaciones».
En su opinión, la presencia de Manuel Fraga en la UGR fue «un insulto para la izquierda, así como para el movimiento estudiantil y obrero» y, por ello, los insultos y las consignas no fueron tales, sino «verdades», y vienen a demostrar que los estudiantes de la Universidad «no son de derechas, sino gente que sabe de buena tinta lo que ha sido el franquismo».
En este sentido, Reyes calificó el incidente como «una reacción positiva y espontánea de una mayoría», insistiendo en que la protesta no fue organizada ni tampoco convocada por su organización. Así, aseguró que su organización sólo se limitó a repartir unas octavillas, minutos antes de la conferencia, firmadas por el Foro por la Memoria, el Sindicato de Estudiantes y Juventudes Comunistas. En ellas, ofrecían una semblanza del gallego indicando que «es un hombre que no tendría escrúpulos en firmar una sentencia de muerte contra cualquiera de nosotros».
En cuanto a la condena que PP y PSOE hicieron ayer del incidente, Reyes manifestó que es «irónico que quienes han tapado la boca durante más de 40 años a estudiantes y trabajadores digan que coartamos la libertad de expresión» y expresó su «malestar» ante las críticas del presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, a quien invitó a rectificar, así como a Juventudes Socialistas.
COMPARACIONES
Por su parte, el miembro de la Ejecutiva Estatal del Sindicato de Estudiantes Javier Cabrera valoró que la protesta contra el presidente fundador del PP nacional y la que protagonizó un grupo de estudiantes el 23 de octubre de 2003, al recibir con insultos, gritos contra ETA y banderas españolas, una de ellas preconstitucional, al lehendakari, Juan José Ibarretxe, en el Paraninfo de la Facultad de Derecho de Granada, «no se pueden comparar» porque, en su opinión, «no tienen nada que ver».
Según dijo, el político vasco «no tiene crímenes, pero Fraga sí» y, además, fue abucheado por la «extrema derecha». Una opinión similar le merece, según indicó, el abucheo a Santiago Carrillo por estudiantes universitarios, también en Granada, que en su opinión, «supuso un ataque a la clase trabajadora del país», mientras que lo de ayer «fue una respuesta de la clase trabajadora a los representantes directos de la burguesía del Estado español».

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here