GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)
El propietario de una de las fincas del Parque Natural de Castril, en Granada Rafael Aibar ha presentado una querella contra el actual delegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Granada, Gerardo Sánchez, y el ex delegado y ex jefe de servicios de la misma Delegación Manuel Chirosa por la presunta comisión de los delitos de malversación de cuadales públicos, prevaricación, falsedad contra la administración de justicia, estafa y falsedad de documento público.
En rueda de prensa, el propietario, que mantiene varios litigios con la Administración autonómica, explicó que su intención para obtener información es «conocer los proyectos de inversión» llevados a cabo en el Parque con el dinero procedente de los «fondos de cohesión europeos», un total de nueve millones de euros.
Según indicó Aibar, pese a los requerimientos, «nadie ha dicho nada, ni la Consejería, ni la Delegación provincial» por lo que él insiste en conocer como propietario el destino de la cuantía antes mencionada, ya que en base a un informe de un ingeniero agrónomo, contratado por él, «no se ha realizado actuación alguna en la los últimos 15 años en el Parque».
Por ello, entiende Aibar, es ahora la Administración de Justicia la que «debe investigar» dónde están los nueve millones librados por la Unión Europea, de cuyo destino duda el empresario, que presentó la querella contra el actual responsable de Medio Ambiente y su antecesor en el cargo por el delito de estafa.
Asimismo, se les acusa a ambos de malversación de caudales públicos por tratarse de una «persona con cargos públicos», en el que reviste además «especial gravedad» si se atiende a las «cantidades sustraídas y el daño producido».
Falsedad en documento público, es otro de los delitos que se le atribuyen ya que, según Aibar, la Junta presentó un recurso a una resolución favorable al empresario fuera de plazo y para ello «engañó e hizo creer que estaba dentro de cómputo» no dejando claro la fecha de presentación.
Por ello, se solicita tomar declaración a los querellados; también al querellante; a la consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves; al alcalde de Castril, José Juan López Ródenas, así como al actual director conservador del Parque, José María Montoro, y el anterior director, Rafael de la Cruz.
INJURIAS Y CALUMNIAS
Por otra parte, también con fecha de entrada 13 de octubre, se presentó en el Juzgado de Instrucción número 3 de Granada otra querella contra Gerardo Sánchez por un presunto delito de injurias y calumnias a Rafael Aibar y otro de negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos.
Según el documento, facilitado a Europa Press, el delegado provincial de Medio Ambiente, reunido con varios cargos políticos de Los Verdes, en un acto de conciliación cuando salió a la luz el conflicto, manifestó «el señor Aibar es un mafioso y los servicios secretos de la Junta han detectado que ha infiltrado espías» para conocer lo que realiza tanto el delegado provincial como el consejero de la Presidencia de la Junta, Gaspar Zarrías.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí