GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)
La autopsia de la joven hallada ayer muerta en la presa de un canal de riego de Vélez de Benaudalla (Granada) concluyó esta tarde sin que nadie haya reclamado el cadáver de la mujer, que presentaba diversos golpes, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación.
Los motivos del fallecimiento de la mujer, que se produjo, según parece, unas 24 horas antes de que su cadáver fuera encontrado por un hombre que paseaba por la zona, no han trascendido hasta el momento, si bien no se descarta que haya sufrido una «agresión» por los cortes y magulladuras que presenta su cuerpo, aunque estos pueden deberse también al discurrir el cadáver por los canales de agua.
A falta de que el Juzgado de Instrucción número 1 de Motril, encargado del caso, adopte alguna decisión, el cuerpo de la joven, procedente de países del Este, según las primeras indagaciones, permanecerá esta noche en el Instituto de Medicina Legal de Granada.
Durante la mañana agentes de la Guardia Civil volvieron al lugar en el que fue rescatado ayer el cadáver, por efectivos de Bomberos de Motril, para recoger nuevas pistas, en el entorno de la acequia en la que fue hallada la joven, junto a la N-323.
Según manifestaron en declaraciones a los periodistas varios vecinos, el cadáver apareció con «signos de violencia en el rostro», después de que un hombre alertara a la Policía Local y Bomberos, que comprobaron el «estado» en el que se encontraba el cadáver, con la «cara destrozada».
La identidad de la mujer aún no ha trascendido y tampoco consta que exista denuncia por su desaparición, según las fuentes, por lo que la identificación del cadáver se complica. Para evitar daños en las huellas dactilares de la joven, los agentes envolvieron sus manos durante el traslado a Granada donde cotejarán las mismas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here