GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
La Audiencia provincial de Granada ha condenado a cuatro años de prisión a un joven marroquí, M.A., de 25 años, por patronear en noviembre de 2005 una embarcación con 30 personas a bordo que pretendían alcanzar las costas españolas de forma ilegal.
Según la sentencia a la que tuvo acceso hoy Europa Press, los hechos ocurrieron a las 04.00 horas del 1 de noviembre de 2005 cuando el acusado fue sorprendido por el Servicio Marítimo de la Guardia Civil a ocho millas de La Rábita (Granada) en una embarcación neumática de seis metros de eslora por dos de manga.
A las 30 personas que transportaba a bordo, tres de las cuales tenían apariencia de menos de 18 años, pretendía introducirlas en territorio español «obviando las fronteras» procedente de un punto de la costa marroquí próximo a Nador.
Para el viaje, organizado previamente con el propósito también de emigrar él a territorio español, se le facilitó una brújula y contaba con sus «limitados conocimientos» como marinero de cabotaje.
La travesía, que duró unas 24 horas, la emprendió sin ningún tipo de medidas de seguridad ni sistemas de salvamento para ninguno de los pasajeros, pese a que la capacidad de la lancha era inferior de la que llevaba.
Los expedicionarios se vieron obligados a permanecer sentados todo el tiempo, hacinados y apretados entre sí, si bien fue preciso achicar agua durante determinados momentos del trayecto. Los inmigrantes llegaron a la costa con leves señales de desnutrición, deshidratación, agotamiento y frío.
La pena impuesta, un punto intermedio más cercano al mínimo que a la mitad de la justa extensión, por un delito contra el derecho de los ciudadanos extranjeros es «proporcional y prudencial» a la gravedad del hecho y a tenor de las circunstancias personales del acusado, según el Tribunal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí