GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
El joven de 19 años edad, F.J.M.M., que resultó ayer herido grave después de que le explotara un contador de electricidad en la mano en la plaza Isabel la Católica de Cúllar Vega (Granada), se encuentra ya en planta, en el hospital de Traumatología de Granada, donde evoluciona favorablemente.
Fuentes del Servicio Andaluz de Salud (SAS) informaron hoy a Europa Press de que el joven, que dentro de siete o diez días será dado de alta, «presenta sólo un seis por ciento de superficie afectada, con quemaduras de segundo grado».
Los hechos ocurrieron a las 11.56 horas, cuando se produjo la explosión del contador que le provocó al trabajador quemaduras en pecho, cara y brazos.
El herido fue trasladado al hospital de Traumatología de la capital, donde ingresó con pronóstico grave, según informó entonces el 112.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí