GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha decomisado a un vecino del anejo de Caparacena, del término municipal de Atarfe (Granada), un mono de Gibraltar –macaca sylvanus– por carecer de documentación para su tenencia, hecho restringido por distintas normas.
Según informó el Instituto Armado en un comunicado remitido hoy a Europa Press, el decomiso se produjo el pasado día 7 de octubre, después de que la patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Láchar comprobara que el propietario del mono carecía de documentación alguna que constatara la legal procedencia del animal.
No obstante, la localización del primate por la patrulla del Seprona se produjo después de que los vecinos del anejo de Caparacena de Atarfe llamaran al COS de la Guardia Civil solicitando «el auxilio «de una patrulla porque un mono se había escapado y «temían que atacara a algún niño».
Cuando la patrulla llegó consiguieron encerrar al mono en el cuarto de baño de una vivienda, y tuvieron que esperar a que apareciera el dueño para que lo cogiera, ya que estaba muy nervioso y agresivo. El propietario manifestó que tenía el macaco desde hace varios años y que se lo había vendido un joven que ahora cumple condena en la prisión de Albolote.
El macaco decomisado está incluido en la lista de especies que recoge el apéndice II del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), cuyo objetivo es prohibir el comercio internacional de estas especies, y reglamentar y vigilar continuamente el comercio de aquellas otras especies que puedan llegar a estar amenazadas.
Además de tratarse de una especie protegida, el comercio y la tenencia de primates por parte de particulares están restringidos por motivos sanitarios para proteger la salud humana. Estos animales sólo los pueden poseer centros veterinarios, centros de investigación o zoológicos autorizados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí