GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)
El fiscal pide dos años de cárcel para un hombre que fue contratado en una comunidad de propietarios como mozo para, entre otras labores, cobrar recibos de propietarios que no los tuvieran domiciliados y se apropió de las cantidades, por un delito continuado de apropiación indebida.
Según el escrito de acusación al que tuvo acceso hoy Europa Press, el acusado, J.G.H., deberá, si es condenado, indemnizar a la comunidad en la cantidad sustraída, en concreto 5.135 euros.
Los hechos comenzaron el 28 de julio de 2004, cuando el acusado fue contratado por la «Comunidad de Propietarios del Centro Tecnológico e Industrial Armilla-Ogíjares» con domicilio en el Polígono de los Ogíjares, con la categoría profesional de mozo.
Entre las labores a realizar, se le encomendó el cobro de los recibos de gastos comunes y consumo de agua, correspondientes a aquellos propietarios que no tuvieron domiciliado en entidad bancaria el pago de los citados recibos.
El acusado desde que comenzó a trabajar y en concreto a desarrollar su actividad laboral hasta que el 27 de octubre de 2004, causó baja por enfermedad, hizo propias las cantidades que cobraba, ingresando sus importes en una cuenta propia del Banco Popular, ascendiendo la cantidad apropiada a 5.135 euros.
En su declaración judicial el acusado reconoció haber ingresado en su cuenta las cantidades cobradas movido por las deudas que tenía y no tener otra forma de hacerles frente. El juicio está señalado para el 24 de octubre en la Audiencia provincial de Granada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here