GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)
El presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, pidió hoy la dimisión del alcalde de Armilla, el socialista José Antonio Morales Cara, y dijo que Gabriel Cañavate, con su doble dimisión de la Diputación y el Ayuntamiento de Armilla, muestra que «algo hay detrás» de las supuestas irregularidades en su patrimonio.
En rueda de prensa, tras comparecer previamente con el secretario general del PSOE de Granada, Francisco Álvarez de la Chica, para suscribir el Consorcio Metropolitano del Agua, Pérez instó a los socialistas a que «no se conformen con haber sacrificado a Cañavate», ya que, en su opinión, tras lo ocurrido, el primer edil de Armilla no debería estar «ni un segundo más» en el cargo.
Así, el máximo dirigente de los populares en Granada preguntó cuál es el motivo de la dimisión del que fuera hasta el pasado martes vicepresidente de la Diputación provincial y concejal de Urbanismo en Armilla, ya que «si no hay nada, ni se ha producido inculpación concreta, por qué dimite».
De este modo, según subrayó Pérez, «asume que algo hay detrás» porque en cierto modo «se ha considerado culpable», ya que tiene que dejar sus cargos para «defenderse» de la polémica generada tras la publicación de informaciones sobre supuestas irregularidades en su patrimonio, pese a que él negó tajantemente el día de su dimisión la existencia de éstas.
El hecho de que tanto el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, como la consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, hayan reconocido públicamente que existen «irregularidades» en la concesión de la licencia del centro comercial Nevada en Armilla, hacen insostenible, a juicio del popular, que siga al frente del Ayuntamiento Morales Cara y negó que los socialistas «vayan a encontrar la tranquilidad con la dimisión de Cañavate».
Así, el presidente del PP de Granada lamentó que al final y tras lo que denominó una «sorpresa inmediata del PSOE» el PP tendrá que «pedir perdón y dar las gracias» porque los socialistas dirán que «todos somos iguales» para contraatacar lo ocurrido en Armilla, si bien Pérez aseguró que «en el momento en el que haya una imputación judicial de algún miembro del PP, tomaré medidas al segundo».
Según dijo, el PP está tratando con «mucha exquisitez» la dimisión de Cañavate y dudó de que en caso contrario se produjera del mismo modo, cuando un militante «se ha considerado culpable antes de que se haya demostrado», concluyó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here