GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
El coordinador de IULV-CA en Granada, Pedro Vaquero, valoró hoy que la dimisión del vicepresidente primero de la Diputación provincial y concejal de Armilla, Gabriel Cañavate, es «fruto la presión mediática y política que algunos hemos hecho respecto de la necesidad de revisar el urbanismo de Armilla».
En declaraciones a Europa Press, Vaquero confió en que, a partir de ahora, «se siga profundizando en las relaciones que existen entre constructores y alcaldes del área metropolitana», ya que, según dijo, «esto es sólo una pequeña anécdota en el conjunto de las complicidades que ha habido entre el desarrollo desproporcionado y salvaje que hay de muchas urbanizaciones en distintos pueblos y la permisibilidad de las alcaldías».
Al mismo tiempo, el portavoz consideró «saludable para la credibilidad de los políticos y de las instituciones de Granada» la dimisión «incidental» de Cañavate, a la vez que instó al PSOE a que revise «las actuaciones, tendencias y formas de entender el urbanismo de sus alcaldes y concejales», al recordar que Cañavate ha ocupado cargos de alta responsabilidad tanto en la Diputación como en la organización del partido.
Gabriel Cañavate dimitió hoy de sus cargos públicos y dijo hacerlo por «lealtad a su partido», tras consultarlo con el secretario provincial del PSOE, Francisco Álvarez de la Chica, y con el presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler, según informó en una rueda de prensa convocada de urgencia.
El socialista llevaba 20 años en el Ayuntamiento de Armilla como concejal, si bien su actuación al frente de Urbanismo está siendo investigada por la Fiscalía en el «caso Nevada», y algo más de ocho en la vicepresidencia de la Diputación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí