El Comité de Empresa pide la dimisión de la directora del monumento y la conversión de todos los empleos privados a públicos

GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)

Los trabajadores de La Alhambra han convocado una huelga de 24 horas para el 31 de diciembre, uno de los días de mayor afluencia de público al recinto nazarí, y amenazan con extenderla a Semana Santa como medida de presión para conseguir un aumento de la plantilla, la reconversión de todos los empleos privados en públicos, una mejora de las condiciones laborales y la dimisión de la actual directora del Patronato que gestiona el monumento, María del Mar Villafranca.

Según informó hoy en rueda de prensa el presidente del Comité de Empresa, Eduardo Rodríguez, la huelga, apoyada por los sindicatos UGT y CC.OO, ha sido ratificada hoy por la Asamblea General de Trabajadores, que negociará con los responsables del monumento para intentar desconvocar el paro que afectará a 175 trabajadores laborales, del total de 204 existentes, y a más de 7.000 turistas ese día.

Ya existe un precedente, el 28 de febrero de 2001, cuando se canceló en el último momento la huelga convocada por el mismo motivo, la negociación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Patronato. Sin embargo, Rodríguez se mostró “bastante escéptico” de que en esta ocasión se llegue a un acuerdo con la directora, a la que acusó de “soberbia y falta de talante”, hasta el punto de decir que “los trabajadores echan de menos al antecesor en el cargo, Mateo Revilla”, aunque no descartan un pacto con la Dirección General de Servicios Públicos.

Los trabajadores reclaman los puestos de trabajo de personal laboral prometidos por Villafranca, que tras pactar con ellos 108 empleos más –una ampliación de la plantilla del 52 por ciento con 88 laborales y 20 funcionarios– sólo ha contemplado en el borrador del RPT 34 laborales y el total del funcionariado.

El Comité de Empresa reclama el resto de los puestos de trabajo, una mejora en las condiciones laborales de la plantilla y que esta sea “totalmente pública ya que el servicio es público”. En definitiva, “una negociación real y efectiva de los empleos con un estudio y una valoración de las condiciones de los mismos”, en palabras del portavoz de los trabajadores, algo que según manifestó, vienen reclamando desde hace cuatro años.

La fecha para la jornada de huelga, el 31 de diciembre, que se cumplirá sin servicios mínimos, ha sido elegida por ser un día donde se espera “lleno absoluto” en el recinto nazarí y porque la directora pensaba aprobar la nueva Relación de Puestos de Trabajo antes de finalizar el año, algo que es casi improbable que se produzca.

Villafranca también prometió a su llegada al cargo un aumento del presupuesto del monumento que consiguió en un 13 por ciento, por lo que los trabajadores aseguran que la negativa del Patronato no se debe a una cuestión económica, sino a la “falta de talante negociador de su directora”.

De los 204 personas en plantilla, 30 son funcionarios que trabajan en el Departamento de Administración con cargos de responsabilidad en restauración y conservación. El resto de las funciones las desempeña el personal laboral que está llamado a la huelga, formado por fontaneros, escayolistas, limpiadores, vigilantes, y los trabajadores que atienden al público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here