En 2005 se incrementará en 90.000 kilómetros el recorrido de los autobuses por aumento y modificación de las líneas

GRANADA, 09 (EUROPA PRESS)

Las tarifas del servicio de transporte urbano de la capital granadina se incrementarán a principios de año entre un 2,5 y un 5,56 por ciento, según informó hoy el concejal de Tráfico y Transportes del Ayuntamiento de Granada, José Antonio Balderas, que subrayó que el servicio que presta la empresa Rober se incrementará en 90.000 kilómetros de recorrido más durante el año 2005, debido a la modificación y aumento del trazado de algunas de las líneas actuales.

En rueda de prensa, Balderas señaló el “gran esfuerzo realizado por el equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Granada por mantener los precios del transporte público”, indicando que, como media, la repercusión de la subida en el usuario está en torno al cuatro por ciento, “como la subida del IPC, cuando al precio real del coste del servicio se duplica”, debido al incremento de los precios del gasoleo, según precisó.

Además, informó de que la subvención que realiza este año el Ayuntamiento al trasporte público ronda los ocho millones de euros.

Así, el billete ordinario pasará a costar cinco céntimos de euro más que en la actualidad, fijándose en 0,95 euros, el Bono Joven tendrá un incremento del 2,5 por ciento y el Bono mensual subirá un 3,23 por ciento.

El concejal subrayó el incremento del número de viajeros registrado este año, cifrado en 1,5 millones de viajeros y señaló que para 2005 se espera un aumento de un millón, “una línea en la que vamos a seguir trabajando buscando tener un transporte de más calidad”.

Las líneas afectadas por el aumento de 90.000 kilómetros de recorrido al año serán las líneas 22, 20, 11, 10 y 4, “que llevará a tener mejor transporte y atender a zonas con barrios periféricos que todavía cuentan con un transporte que creemos que es mejorable”, según Balderas.

Tras el contrato programa firmado con Rober, la empresa que presta el servicio de transporte urbano, el Ayuntamiento establecerá sanciones que oscilarán entre los 30.000 euros y los 300.000 euros si la empresa no instala el Servicio de Ayuda a la Explotación (SAE), encargado de controlar la velocidad comercial de las líneas y los usuarios que hacen uso del autobús urbano, para el mes de abril de 2005.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here